Miércoles, 7 de diciembre de 2016

| 1992/03/30 00:00

EMINENCIA GRIS

El neurólogo colombiano Rodolfo Llinás dirige una misión vital para la Nasa y está nominado al premio Nobel de Medicina.

EMINENCIA GRIS

ESTE PERSONAJE ES LO QUE PODRIA LLAmarse literalmente un cerebro fugado. Porque lo que ha hecho famoso a Rodolfo Llinás Riascos dentro de la comunidad científica mundial son sus investigaciones sobre el funcionamiento del cerebro humano. Pupilo de Sir John Eccles, premio Nobel de Medicina en 1963, Llinás ha desarrollado teorías e inventado instrumentos que han permitido a científicos de todas partes del mundo, ahondar sus conocimientos sobre la misteriosa y poderosa masa gris.
El voltaje que tiene el cerebro en sus diversas estructuras y las señales eléctricas que produce, pueden ser vistas hoy en una pantalla gracias a un scanner que construyó Llinás con ese fin. También, una vieja teoría no comprobada sobre la existencia de osciladores en las neuronas, cuya función es la misma de un chip de computador que guarda y procesa información, fue demostrada para la comunidad científica mundial en el laboratorio de doctor Llinás.
Su rigor investigativo y los aportes que a estas alturas ya ha hecho a la medicina, lo han llevado a un recorrido de importantes cargos en el ramo. Médico de la Javeriana, pasó por el Instituto Fisiológico de la Universidad de Zurich y por la Universidad Nacional de Austria. Luego se radicó en los Estados Unidos, y fue entonces cuando decidió dedicarse a hacerse preguntas sobre el funcionamiento del cerebro humano. En ese país ha sido director de Neurobiología de la Universidad de Iowa, del Instituto de Investigaciones Biomédicas en Chicago y del Departamento de Fisiología y Biofísica de la Universidad de Nueva York.
Todos estos cargos lo convierten en un eminente colombiano que ha podido escalar altos niveles en el mundo de la medicina. Pero lo que quizás ponga su nombre en los anales de la historia, es el proyecto al que dedica ahora todo su tiempo y que tiene repercusiones de vital importancia para el programa espacial norteamericano: el estudio del comportamiento de los tejidos del cerebro en condiciones de cero gravedad. Próximamente, Estados Unidos enviará un transbordador que contendrá muestras de tejidos cerebrales y un equipo de expertos de todo el mundo estudiará el comportamiento de las neuronas. A la cabeza de ese equipo de expertos está Rodolfo Llinás.
Con la figura típica de un sabio de laboratorio, a Llinás no sólo le gusta descubrir cosas sino escribir sobre lo que va encontrando. Los 12 libros que ha escrito hasta la fecha forman parte del pensum académico de los estudiantes de neurociencia en varias universidades norteamericanas.
Este año, su nombre aparece en la lista que reposa en algún escritorio de la Academia Sueca con los nominados al Premio Nobel de Medicina. -

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.