Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 6/27/2010 12:00:00 AM

En jaque después de muerto

El ajedrecista Bobby Fischer podría estar revolcándose en su tumba al saber que le apareció una supuesta hija. Hace unos días el Tribunal Superior de Islandia ordenó la exhumación de su cuerpo para comprobar si Jinky Young, una niña de nueve años, es su hija. Al parecer Fischer, quien murió hace dos años, sostuvo una relación con Marilyn Young, la madre de la menor, en Filipinas, donde vivió exiliado después de que Estados Unidos le negó la entrada por violar el bloqueo a la antigua Yugoslavia, en 1992. En esa época, el ex campeón jugó en Belgrado la revancha de la llamada 'partida del siglo' con el ruso Boris Spassky. Esta nueva disputa legal tiene como fin determinar a qué manos debe ir la herencia del ajedrecista, valorada en dos millones de dólares, en la que participan, además de su supuesta hija, su ex mujer, varios familiares lejanos y el gobierno de Estados Unidos, que pretende cobrar los muchos impuestos que dejó de pagar en vida.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.