Miércoles, 7 de diciembre de 2016

| 2004/05/30 00:00

Encantadores populares, populardelujo

Hace 8 meses después de 3 años de trabajo, los diseñadores Juan Esteban Duque, Roxana Martínez y Esteban Ucrós, lanzaron en total silencio su página de Internet populardelujo.com. Un proyecto público que quiere mostrar la cara anónima que se expresa en la gráfica urbana de la ciudad que habla de quiénes somos los que la habitamos.

Encantadores populares, populardelujo

¿Cuántas veces se ha subido a un directo Germania y se ha preguntado la razón de la decoración ecléctica de los buses que mezcla divino niños, bolas de billar en la palanca de cambios con calcomanías de Garfield, Bart Simpson y Piolín? Podríamos creer que es una tendencia netamente colombiana, pero la verdad es que todo eso hace parte de una forma de expresión de la cultura popular en muchos países.

Podemos remitirnos a un ejemplo bastante lejano como es la India. En Colombia y en otros países latinoamericanos el famoso "Yo reinaré" está presente en todas partes, pero los indios (de la India) tienen su propia versión del divino: los camiones marca Tata que recorren los polvorientos caminos de este país, cambian al Niño Jesús por imágenes de Shiva, Krishna o Ganesh, con sus cuatro brazos y su cabeza de elefante pegada al cuerpo de un hombre. Versiones diferentes que hablan de lo mismo; expresiones que definen a un pueblo de acuerdo con sus creencias.

El 15 de agosto de 2003, después de tres años de estar trabajando en el proyecto, Juan Esteban Duque, Roxana Martínez y Esteban Ucrós, lanzaron su página de Internet www.populardelujo.com, un proyecto que inicialmente se pensó como un libro que recogería las expresiones gráficas populares de Bogotá. El libro en efecto se hizo, pero tuvieron que enfrentar varios problemas en cuanto a la publicación de éste: por un lado, no tenían los recursos económicos suficientes, ni tampoco la facilidad para conseguir un patrocinio.

A pesar de los obstáculos, las ganas de sacar el proyecto adelante prevalecieron, haciéndolos contemplar otra posibilidad: crear un portal de Internet que sería renovado cada mes, manteniendo a su público al tanto de las novedades de la página por medio del "Boletín el Popular". La decisión de hacer este site permitió que populardelujo se convirtiera en un proyecto público que recogería paulatinamente el trabajo de otra gente. Así pues, el lanzamiento de la página se hizo en total silencio, pues como ellos mismos dicen "la sacamos al aire y no le dijimos a nadie. Siempre le faltaba algo y queríamos sacarla con toda". Y salió con toda, propagándose como un virus silencioso, entrando a las casas sin buscar invitación, sin mayor despliegue publicitario salvo algunos volantes de la "encantadora gráfica popular" que repartieron en algunas universidades de Bogotá.

"Eso tiene su encanto, que haya sucedido así porque un poco de la filosofía de la página es parecerse a esa gráfica y a esa cultura popular que está ahí, que se va moviendo y hace parte de la ciudad sin tener que decirlo. Así como la gráfica popular la sacan de la Caracas a la fuerza y se toma otra calle, nosotros le entramos a la gente por otro lado, como una plaga", explican. Y en efecto es así, por lo menos fue así como llegaron a mí.

Quién mejor que ellos mismos para explicar lo que hacen: "Este es un proyecto acerca de nosotros y acerca de la ciudad que hemos construido. Tiene como propósito rastrear aquello que como bogotanos nos es propio -aunque probablemente no exclusivo- y que puede dar pistas sobre una identidad que nos hace falta hacer consciente. Sabemos que vivimos en una ciudad compleja, híbrida y temperamental, a veces siniestra, pero encantadora al fin de cuentas y llena de carácter. El motivo de hacer un proyecto como este es una necesidad visceral: Bogotá es lo que nosotros mejor conocemos y en donde tienen lugar gran parte de nuestros recuerdos. Estamos atados a ella de sangre y /o de corazón, y mal o bien estar aquí ha significado algo único y distinto a estar en cualquier otra parte. Populardelujo es un ejercicio de reconocimiento de lo bogotano y de celebración de nuestras singularidades." (tomado de la introducción a www.populardelujo.com, )

Durante un buen tiempo, el colectivo municipal populardelujo movido por "dar cuenta, proteger y estimular el capital cultural y urbano en Bogotá, especialmente de aquel que se expresa en la gráfica" se ha dedicado a buscar esas expresiones gráficas y tipográficas urbanas que de una u otra manera le dan una identidad a la ciudad, y hablan de que "aquí hubo una ciudad y así éramos quienes la habitamos", como dicen en la introducción al portal. El proyecto, aunque se ha centrado en Bogotá, se ha expandido a otras ciudades como Quito, donde "el pasado 28 de diciembre, en medio de volcanes, una expedición delux aterrizó (en Quito), una ciudad con una gráfica callejera exuberante y cero acomplejada."

Además de los tres integrantes de populardelujo que recogen las expresiones gráficas de personajes muchas veces anónimos, cuyas obras enriquecen a diario la Galería Delux, hay varios colaboradores que ayudan en el proyecto. Unos recorren las calles de esta ciudad buscando personajes delujo, cuyas historias quedan registradas en la bitácora del colectivo. Historias como la de Miguel Ángel Cevallos, publicista de avisos, pendones y pancartas; Víctor Quintero, decorador de vitrinas y almacenes; Ancízar, tallador de letras de lápidas y placas en piedra; Pablo Cruz y Nancy Peña, publicistas y diseñadores de avisos luminosos, metálicos, pendones, señalización, screen y litografía, entre algunas otras. Hay muchos más colaboradores que se dedican a otras tareas diferentes a los reportajes: escritura de reseñas, montaje del site, mantenimiento, administración y promoción del portal, por mencionar algunas.

Aunque el núcleo de este portal es la gráfica urbana, se evidencia una preocupación por entender y ver a través de diferentes medios todo lo que se teje alrededor de la ciudad, sea Bogotá, Cali, Santiago de Chile, Bariloche o Quito. Por esta razón, dedican unos espacios de la página para dar a conocer personajes delujo, como los mencionados anteriormente, además de textos e investigaciones que hablan de la ciudad.

Hay una muy buena onda detrás de populardelujo. Como dicen ellos "hay que ayudarnos todos entre todos". Por esto, tratan de ayudar a gente que tenga proyectos parecidos al suyo, o tal vez intereses afines. Mensualmente anuncian su boletín las últimas novedades del portal, saliéndose del proyecto mismo para mostrar lo que otros están haciendo: "La idea es que podamos usar el boletín de populardelujo para reunir toda esa gente que tiene intereses semejantes. Se va creando un público al que se tiene al tanto de proyectos muy chéveres que son pequeños y no tienen acceso a difundir lo que están haciendo. Publicamos la noticia en el boletín y la gente se va enterando del asunto. Así empieza a circular la información, un poco como la filosofía de Internet: el libre acceso al que no hay restricción de que esto es mío y lo demás no tiene que ver conmigo. Es esa libertad y esa buena onda de compartir el espacio y ayudarse entre todos. A veces no tienen nada que ver con la temática del sitio, son proyectos independientes con la misma energía que el nuestro."

Es cierto que en lo popular muchas veces está la sabiduría. Porque tal vez "así Dios lo quiso" o "si lo sabe Dios, que lo sepa el mundo" porque "el que a buen árbol se arrima, buena sombra lo cobija". Lo que sí no se le puede negar a este grupo de diseñadores es que han sabido plasmar esos regalos que la calle nos da, pero que pocos están dispuestos a recibir. La sabiduría de este grupo está en observar los objetos y darle un valor; ver cada letrero de la ciudad, cada pintura que ofrece platos del pacífico en un restaurante "atendido por su propietario y de ambiente familiar". La tarea está en mirar, recoger y entender estas expresiones, para luego compartir con el público todos aquellos pequeños detalles que hacen de un pueblo grande una verdadera ciudad.

Artículo de Conexión Colombia

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.