Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 12/7/1998 12:00:00 AM

ERAN OTROS TIEMPOS

Para la mayoría de mujeres no hay nada más aterrador que sentir el paso de los años. Sin embargo la primera dama de Estados Unidos, Hillary Clinton, tiene que estar muy contenta por ser la excepción. A juzgar por esta fotografía suya, tomada hace 25 años, lo único que el tiempo le ha hecho es mejorarla, pues cuando tenía 26 años y era una sencilla abogada mostraba más interés por entender los sucesos del escándalo Watergate que por atender su apariencia desaliñada. Seguramente, la actividad política de su esposo, el presidente norteamericano, le ha reportado a la señora Clinton estos visibles beneficios. Sin lugar a dudas, la necesidad de mejorar su imagen fue la mejor consejera para que Hillary se ocupara de una buena vez por todas de su aspecto físico que, a todas luces, es mejor hoy que hace muchos años.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.