Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 5/14/2001 12:00:00 AM

Escándalo real

La familia real inglesa está consternada. En Londres no paran los rumores acerca de las declaraciones hechas por Sophie Rhys-Jones, condesa de Wessex y esposa del príncipe Eduardo de Inglaterra, en las que se refería despectivamente a ciertas personalidades de Gran Bretaña. Al parecer en alguna oportunidad la nuera de la reina Isabel afirmó que el príncipe Carlos y Camilla Parker-Bowles no se casarán hasta que “la vieja dama”, es decir la reina madre, muera. Del primer ministro Tony Blair dijo que “dista mucho de ser presidencial” y, por si fuera poco, se refirió a Cherie, su esposa, como “una mujer horrible, absolutamente horrible”. Tampoco se salvó el líder de la oposición William Hage, a quien calificó de deforme. El único que salió bien librado fue su esposo, pues negó rotundamente que fuera homosexual. Aunque los voceros del palacio de Buckingham han desmentido estos rumores, confirmaron que ya se han enviado cartas presentando disculpas a los ofendidos.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1830

PORTADA

En la cuerda floja

La economía avanza a paso muy lento. Se necesita con urgencia un estartazo, pero el desánimo y el pesimismo limitan las posibilidades de una recuperación.