Martes, 17 de enero de 2017

| 2008/04/19 00:00

Escote profundo

Un escote profundo en una noche de ópera no llamaría mucho la atención

Un escote profundo en una noche de ópera no llamaría mucho la atención. Pero la polémica es inevitable si quien revela sus encantos con un vestido coqueto y atrevido, y en un acto con la realeza, es la canciller alemana Angela Merkel. Hoy los alemanes se preguntan qué tanta piel puede mostrar una jefe de Estado, y si es correcto que una mujer de 53 años luzca un provocativo vestido de noche. La polémica se suscitó a raíz de la inauguración de la nueva Ópera de Oslo, a la que fue invitada por el rey Harald V de Noruega. Sobre todo sorprendió porque Merkel se ha distinguido siempre por su simpleza acartonada a la hora de vestir y por ser una persona muy seria y algo seca. A pesar de los titulares, el portavoz del gobierno de Berlín, Thomas Steg, aseguró que la canciller había quedado sorprendida por la reacción causada por su atuendo. “No era su intención que el vestido provocara ese furor. Si el mundo no tiene nada más importante que hacer que hablar de un vestido de noche, no hay nada que hacer”, dijo en una rueda de prensa. Pero en algo hubo unanimidad: el vestido podía ser un poco llamativo, pero ella estaba preciosa.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.