Domingo, 22 de enero de 2017

| 1999/06/28 00:00

ESTA VIDA LOCA

Ricky Martin y Jennifer López son las figuras latinas más agresivas y polifacéticas del 'pop': <BR>cantan, bailan y lucen bien.

ESTA VIDA LOCA

¡Jennifer López y Ricky Martin se veían tan bien! Tan bien como sólo llega a verse la gente
verdaderamente bella. Los vestidos ceñidos subrayaban los rasgos ornamentados con las geniales
creaciones de los mejores estilistas. Aquí resalta un brazo, allá una cadera. Sin embargo no todo era
perfecto en el estudio fotográfico de Manhattan en donde tenía lugar la sesión. A cada cambio de vestido
Jennifer dirigía una mirada interrogante a Sean (Puffy) Combs, quien se encontraba presente para ofrecer
apoyo y orientación. López describe al empresario como "tan solo un amigo". Un amigo preocupado
por la imagen de Jennifer: se le acercó en silencio con la mano extendida; todo el estudio quedó inmóvil y la
actriz entreabrió sus labios perfectamente maquillados y depositó el chicle sobre la mano abierta. Ella y Ricky
ya estaban listos para las fotos en close-up. Ricky Martin y Jennifer López. ¿Cabe imaginar una pareja más
excitante que esta? El nuevo álbum Ricky Martin, el primero que lanza en inglés, debuta esta semana en el
primer puesto de las lista de Bill-board. Sus apariciones en público han creado congestiones de tráfico en
ambas costas. Jennifer López, por su parte, protagonista de Out of Sight y Selena, lanzará la semana
entrante su primer álbum: On the 6.Ambos son estrellas políglotas y multifacéticas que se benefician con el
impulso de la mayor revolución demográfica que traerá el nuevo milenio: en 2009 la población latina
sobrepasará a la negra para convertirse en la principal minoría de Estados Unidos. Las ventas de música
latina bordearon los 600 millones de dólares en 1998 y en lo que va corrido de este año registran un
crecimiento de 46 por ciento. En su lujosa suite de hotel en Nueva York, Jennifer sonrió al escuchar
estas cifras y, acercando a su pecho sus piernas flexionadas, dijo con picardía: "Siempre es un buen
momento para ser latino".Antes de que Ricky Martin comenzara a grabar su álbum en inglés sus
representantes pidieron que incluyera un hit en spanglish: algo que pusiera en onda al público de habla
inglesa pero que tuviera suficiente español para gratificar a la audiencia hispana. El veterano compositor
Desmond Child dice que "también queríamos colocar en el mercado la canción que identificara la noche del
milenio". Salieron a la palestra con La vida loca, un energizante ritmo latino de la mejor cosecha.Desde mucho
antes que el público angloparlante conociese su nombre, Ricky Martin _ex integrante del grupo
puertorriqueño Menudo y del elenco de la serie televisada General Hospital_ contaba ya con una carrera
artística enormemente exitosa. Sus cuatro álbumes anteriores _todos en español_ vendieron más de 15
millones de copias en todo el mundo y llegaron al primer lugar de las listas de éxitos de 30 países. Viviendo la
vida loca le permitió cautivar el país número 31. Luego de una década de estrellas varoniles inspiradas
en tónicas contestatarias o agresivas, Ricky encarna el símbolo del muchacho atractivo y juicioso. "Si van
a uno de mis conciertos, dice con satisfacción, podrán ver al muchacho joven que por primera vez invita su
parejita; también verán grupos de muchachos solos, padres de familia y hasta abuelitos. Me gusta atraer todo
tipo de gente".En una lujosa villa a orillas del lago de Como, en Italia, Ricky saluda a la manera hindú. La
venia respetuosa, con la cual cierra todas sus presentaciones, constituye el contrapeso ideal para sus
ambiciones globales. Ha venido para interpretarle sus canciones en inglés a su público europeo. Ya lo han
aclamado en español, francés, italiano y portugués. Adoptó la venia hindú en el curso de su reciente visita a la
India. Afirma que dicha visita le trajo un despertar espiritual. "Sentí un bienestar que nunca antes había
sentido. Si uno escucha la música hindú, ésta lo conecta con la música gitana de España, la cual lo trae a
uno de nuevo a América Latina". Ricky es un cantante de presencia volcánica en el escenario, pero que a la
vez es de trato personal muy suave y conserva una formalidad cálida que pocas estrellas pop
norteamericanas tienen aún. Después de 15 años frente a los reflectores todavía parece divertirse en
escena. "Hago meditación todas las mañanas, dice. Las descargas de adrenalina que uno maneja
diariamente en el mundo del espectáculo pueden ser mortales. No es por dramatizar, basta con fijarse
en la cantidad de gente de este medio que fallece de agotamiento".Las canciones de Ricky no son hits
latinoamericanos sino más bien cocteles especiales de estilos pop globales. La copa de la vida, canción que
interpretó durante la ceremonia de entrega de los Grammy, tiene un ritmo con cierto ambiente brasileño y una
instrumentación acorde. Cuidado con mi corazón es cantada en dúo con Madonna: ella interpreta la parte en
español y él responde en inglés. "Juego con las culturas", dice Ricky, quien fue criado en Puerto Rico, en
donde descubrió a Journey y a David Bowie antes de conocer la música de Tito Puente. "Puedo tocar
canciones anglosajonas pero por mis venas corre sangre latina".Ricky Martin se esfuerza para asegurarle a
su audiencia latina que no la está abandonando cuando canta en inglés. Pero sus admiradores no parecen
estar preocupados por el paso de un idioma al otro ya que tienen que enfrentarlo muchas veces en cada
jornada de su existencia. Leana Villarreal (21 años), estudiante de la Universidad de Florida en Gainesville,
manifiesta a la vez su cansancio y su expectativa luego de haber hecho cola toda la noche para que Ricky le
autografíe un CD. "Me convertí en su admiradora cuando lo vi actuar en una novela titulada 'Alcanzar una
estrella II". Leana conoció a su amiga Maribel Alicia (24 años) en el sitio de Internet de Ricky Martin. "Me
encanta la manera en que se mantiene auténtico consigo mismo y con Puerto Rico'", dice Alicia, quien es
mitad chilena y mitad cubana. "Hay que sentirse orgullosos del modo en que ha derrumbado tantas
barreras".En el estrellato latinoamericano Jennifer López encarna una imagen bien diferente. "La cola de
Jennifer es de primera, dice Nely Galán, la primera mujer presidenta de la cadena hispana de televisión
Telemundo. Las chicas latinas tienen cuerpos con curvas pronunciadas y colas grandes y las actrices
famosas son altas, delgadas y planas al estilo Gwyneth Paltrow ¡Ahora todas las chicas latinas se van a
dar cuenta de lo atractiva que tienen la cola!".Queda por saber si el éxito de Ricky Martin le abrirá las
puertas a otros músicos latinos. Desmond Child lo duda. "Cuando la gente habla de la actual explosión
musical latina yo opino diferente, dice. Lo que hay es un artista muy especial, que se llama Ricky Martin".
Celia Cruz, la reina de la salsa, dice de la audiencia norteamericana, que "si no entiende, no atiende. Pondrán
discos de Gloria Estefan y ahora de Ricky Martin porque han grabado en inglés". Pero las leyendas vivientes
de la salsa como ella y Tito Puente "no tenemos público inglés. Hemos avanzado, pero no hemos
alcanzado la meta".

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.