Sábado, 10 de diciembre de 2016

| 2002/03/11 00:00

Este pelo es mío

Este pelo es mío



Es comun que los politicos tengan roces con los medios de comunicación bien sea porque los tildan de corruptos, de malos gobernantes o por chismes acerca de su vida privada. Pero ninguna de estas razones fue la que provocó la ira del canciller alemán Gerhard Schröder. En su caso fue una información que presentó la agencia de noticias DDP que asegura que el mandatario se tiñe el pelo para ocultar las canas. Esta versión fue sustentada con la opinión de una asesora de imagen. Pero la cosa no quedó en una simple molestia pues ahora Schröder, de 58 años, está dispuesto a demostrar ante los tribunales que el color castaño oscuro de su pelo es natural. Para ello no sólo demandó al medio sino que el 12 de abril iniciará un cosmético juicio. Para ganar la batalla y probar que su vanidad no llega a tanto tendrá dos testigos: el peluquero que lo atiende en Berlín y el que lo hace en su residencia en Hannover.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.