Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 3/11/2014 12:00:00 AM

Un artista independiente en el Estéreo Picnic

Semana.com entrevistó a Juan Pablo Vega, uno de los músicos del festival y que ya tiene un Grammy a bordo.

Durante los tres días del Estéreo Picnic 2014, además de grandes artistas como Red Hot Chili Peppers o Fabulosos Cadillacs, se presentarán músicos que hasta ahora no han tenido tanto reconocimiento. 

Uno de ellos es el bogotano Juan Pablo Vega, un artista que hace parte de la nueva ola de música independiente del país. El 4 de abril interpretará algunas de las 12 canciones de su único disco llamado ‘Nada Personal’. 

Semana.com: ¿Por qué Juan Pablo Vega está en el Estéreo Picnic?

Juan Pablo Vega: Creo que la gente se ha sentido identificada con el disco. Nos arriesgamos mucho y al público le gustó eso. Además, Estéreo Picnic tiene un lado noble porque muestra los artistas universales pero también le apuesta a los independientes. 

Semana.com: ¿Qué podrá escuchar el público cuando usted interprete su disco junto a la banda?

J. P. V.: El disco es el resumen de lo que soy, un ser humano cualquiera que se dedicó a ser músico, y los sonidos tributo a los artistas que he oído en mis 28 años, como Stevie Wonder, James Taylor o The Beatles. Específicamente para el show, queremos hacer un arreglo especial de vientos que incluyen tuba, trombón, saxofón, trompeta. Esa vaina va a ‘totiar’. 

Semana.com: Y ese ser humano cualquiera, ¿cómo terminó siendo músico?

J. P. V.: En mi familia todos lo somos. Mi hermano también es productor y fue el guitarrista de Andrés Cepeda. Mi papá toca piano y tiene una importadora de instrumentos. Desde que tengo memoria he estado familiarizado con la música, tocando cualquier cosa. De hecho, me ‘rosquié’ gran parte de un colegio con una carga académica muy pesada sólo porque tocaba en las misas.

Semana.com: ¿Cómo fue ese paso entre las misas del colegio y uno de los festivales musicales más importantes de Colombia?

J. P. V.: Durante siete años, desde antes de entrar a estudiar comunicación social en La Sabana, trabajé tocando en bares. Uno va cogiendo calle, cantando frente a un público y eso me ayudó muchísimo para atreverme a mandar tres demos al productor Julio Reyes Copello. 

Semana.com: ¿Cómo llegó a él?

J. P. V.: En el 2008, Julio estaba buscando artistas de la edad que yo tenía y que además de cantantes fueran músicos. Yo le mandé lo mío con las expectativas bajitas pero a él le gustó. Vio algo en medio de mi inmadurez para decirme que fuera a Miami a empezar a grabar un disco y al final terminó siendo quien me auspició y el coproductor de ‘Nada personal’.

Semana.com: ¿Por qué pasó tanto tiempo entre comenzar a grabar el disco, en el 2008, y su lanzamiento a finales del 2013?

J. P. V.: Lo que empezamos a grabar estaba orientado a pegar en la radio. Yo iba con esa necesidad de reconocimiento que tienen muchos artistas y en eso nos pasamos casi dos años. Ya lo teníamos en un 80 % cuando Julio tuvo la objetividad de decir que paráramos y arrancáramos algo totalmente distinto. Era para hacerle mucho caso al corazón, a la intuición y respetando mi libertad de expresión como artista. Así nació ‘Nada personal’.

Semana.com: Pero además esa fue su plataforma para trabajar con artistas tan reconocidos como Alejandro Sanz.

J. P. V.: Julio me delegó un poco la producción de mi disco y durante esos cuatro años también me ofreció trabajar como arreglista. Primero fue con el artista francés Florent Pagny, después fueron Marc Anthony, Chayanne, Thalia y Paulina Rubio. Eso me abrió la cabeza a un lado inexplorado que yo no conocía de mí: ser arreglista y productor y escritor de canciones. 

Semana.com: ¿Qué canciones de esos artistas escribió usted?

J. P. V.: Yo arreglé la mayor parte de uno de los más recientes discos de Marc Anthony, ‘Íconos’. Además, había un cupo para dos canciones inéditas y yo las escribí con Marc Anthony y con Julio. Son ‘Maldita sea mi suerte’ y ‘A quién quiero mentirle’. 

Semana.com: Y el Grammy que usted recibió, ¿por qué trabajo fue?

J. P. V.: Por trabajar en el álbum ‘La música no se toca’, de Alejandro Sanz. El premio llegó en el 2013. 

Semana.com: ¿Qué trabajo hizo usted en ese disco?

J. P. V.: Yo hace mucho tiempo había hecho una música. Se la mostraron a él y él decidió utilizarla para una colaboración con Jamie Foxx y Emile Sande en la canción ‘The game is over’. 

Semana.com: ¿Cómo fue trabajar con Alejandro Sanz?

J. P. V.: En mi casa siempre se ha escuchado ese artista. Mi mamá es fanática. Yo no tanto, pero bueno, esa es la vida. Lo más bonito fue tener la posibilidad que mi música llegara a tanta gente y todo gracias a Julio, quien es la universidad de música que nunca tuve. 

Semana.com: Después de eso, ¿cómo ha sido su trabajo como músico?

J. P. V.: Siempre he sido un músico muy introspectivo metido en la burbuja de mi estudio. Hasta que no tenga todo listo no le mando nada a nadie y así pasó con Julio. Yo la hacía, se la mandaba y él la oía. De hecho, mi primer oyente es mi mamá que no es músico pero tiene la virtud del oyente básico. Ella no me dirá: “Juan Pa, cuando modeló armónicamente…”. No. Es como “esa pandaretica está como duro” y yo anoto. 

Semana.com: ¿Cómo ve el panorama de la música independiente en Colombia?

J. P. V.: Creo que es un momento muy interesante. Yo veo que amigos como Monsieur Periné, Esteman, Mateo Lewis, Elsa y Elmar y yo realmente estamos haciendo la música que siempre hemos querido hacer, donde la comercialización es un efecto secundario. Todos hemos sido sinceros en nuestra música.

Semana.com: Cuéntenos algunas infidencias de su sencillo más sonado hasta ahora, ‘Nada personal’.

J. P. V.: Fue la penúltima canción que escribí para el disco pero pasó lo malo de trabajar solo: me metí en mi burbujita y de mula no caí en cuenta que me quedaba bajita de voz. Tenía que solucionar eso para no desechar algo que estaba casi producido. Así que le dije a Catalina García, la cantante de Monsieur Periné, que hiciéramos un dueto. Somos muy amigos y aceptó. La grabamos en un estudio, en vivo y sin repetir tomas. El resultado fue el video que hoy se conoce, en el que se ve la complicidad entre Catalina y yo.

)
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.