Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 6/1/2015 8:45:00 PM

Los que decidieron despedirse de la vida

Miguel Ángel Cárdenas, el colombiano que pide la eutanasia en Holanda, es uno de muchos que han elegido el mismo camino.

Este martes 2 de junio, Miguel Ángel Cárdenas se despedirá del mundo. El arquitecto tolimense tomó esta decisión pues sufre de un parkinson degenerativo terminal que le ha quitado su calidad de vida. La muerte asistida tendrá lugar en Holanda, país en dónde esa práctica es aceptada y dónde Cárdenas vive desde hace años.

Según la Revista Arcadia, Cárdenas es uno de los íconos del arte performatico en Colombia. Se fue del país hace más de medio siglo, cuando en 1962 se ganó una beca de Colcultura para estudiar en Barcelona. En el viejo continente cambió su nombre a Michel Cardená, declaró su homosexualidad y se dedicó a explorarla en sus obras.

“Para él, la sexualidad es casi religiosa: no está asociada al morbo o a lo pervertido. Su acercamiento ha sido, en todo caso, poético. María Wills, curadora de Calentamientos, dice que Cárdenas presenta el calentamiento de una manera más conceptual, casi banal, o si se quiere, Dadá”, describe Arcadia sobre su obra.

La noticia de que el artista pidió la muerte asistida ha conmocionado a quienes seguían su obra. En Bogotá se han hecho cenas y homenajes a su trabajo. Cárdenas no es el primero ni será el último en tomar la decisión de renunciar al sufrimiento de una terrible enfermedad. Estos son otros casos íconos en la lucha por que los Estados reconozcan el derecho a morir dignamente:

• Karen Ann Quinlan

En 1975 quedó en estado vegetativo como consecuencia de una mezcla de medicamentos con alcohol que tomó en una fiesta. Aunque fue desconectada del respirador artificial en 1976, solo falleció hasta 1985. Fue uno de los primeros casos en inspirar el debate del derecho a morir dignamente.

• Ramón Sampedro

Español, cuadripléjico desde los 25 años luego de un accidente de natación, luchó durante 29 años por su derecho a morir, sin ningún éxito. Finalmente logró el suicidio asistido con la ayuda de sus amigos en 1988. Nadie pudo ser culpado por falta de evidencia.

• Terri Schiavo

En 1990 sufrió un derrame cerebral que eventualmente la dejó en estado vegetativo. Durante 15 años su esposo y sus padres sostuvieron una batalla legal en Estados Unidos para decidir si se debía desconectar la alimentación artificial que la mantenía viva. En 2005 la corte federal aceptó desconectarla y murió semanas después.

• Brittany Maynard

En abril de 2014 los médicos le dieron seis meses de vida por un cáncer de cerebro conocido como glioblastoma. Maynard, de 29 años, decidió que lo mejor para ella y su familia era una muerte digna y la planeó para el 1 de noviembre de ese año. Así lo cumplió en el estado de Oregon, donde existe legislación para morir con dignidad.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

TEMAS RELACIONADOS

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.