Viernes, 9 de diciembre de 2016

| 2004/06/20 00:00

Éxito gordo

Un documental tiene en jaque a las multinacionales de comidas rápidas.

Morgan Spurlock obtuvo el premio a mejor director en el Sundance Festival por su documental 'Super size me' que muestra cómo durante un mes solo comió en McDonald´s y los efectos que esto tuvo en su salud.

Morgan Spurlock estaba sentado en el sofá de su casa en frente del televisor después de una suculenta cena del día de acción de gracias cuando vio una noticia que le llamó la atención: dos jovencitas demandaban a la cadena McDonald's por haberlas vuelto obesas. En ese momento la noticia le pareció absurda: "Cada quien es responsable de lo que come", pensó. Sin embargo, este episodio le dio una gran idea.

A sus 33 años podría decirse que este cineasta norteamericano, que ha trabajado en canales como MTV, Sony y Fox, tiene temblando a la industria de comidas rápidas por cuenta de su original documental Super size me. El título hace referencia a la estrategia de agrandar las porciones de alimentos por unos pocos pesos de más. Durante 30 días, Spurlock sólo desayunó, almorzó y cenó productos de McDonald's para demostrar los efectos que la llamada comida chatarra tenía en él. "Yo pensaba que si esta comida era tan buena como los voceros de la empresa afirmaban, no habría tanto problema en comerla día y noche", contó Spurlock en declaraciones a la prensa.

Antes de empezar su nuevo régimen consultó tres médicos para que revisaran su estado de salud, quienes determinaron que estaba en óptimas condiciones. Luego comenzó a viajar por diferentes ciudades donde visitaba establecimientos de la multinacional, hablaba con consumidores y expertos en nutrición, al tiempo que comía y filmaba. A los pocos días empezó a notar las primeras consecuencias. El documental muestra a Spurlock sacando la cabeza de la ventana de su auto para vomitar. El régimen fue tan drástico que un médico le advirtió que de seguir alimentándose de esa manera podría morir.

Un mes después de iniciado el experimento, las secuelas saltaban a la vista pues sumó 11 kilos a los 83 que ya tenía. Pero más graves eran las consecuencias que no se veían. Estaba cerca de un choque tóxico, el colesterol se le disparó, el hígado se le hinchó, se le deterioró la piel, tenía fuertes dolores de pecho y de cabeza. Además le dio depresión y su deseo sexual disminuyó.

Pero el documental no sólo engordó su cuerpo sino también su bolsillo. La cinta, cuyo costo de 65.000 dólares financió Spurlock, ha recaudado 6,2 millones de dólares en Estados Unidos desde su estreno el 7 de mayo. Las tres primeras semanas, aunque lo pasaban en pocas salas, estuvo entre las 10 producciones más vistas.

La reacción de la cadena McDonald's no se hizo esperar. "Spurlock eligió comer 5.000 calorías al día y no hacer ejercicio. Podría haber hecho lo mismo en casa o en otro restaurante con el mismo resultado", afirmó Lisa Howard, portavoz de la multinacional al diario La Vanguardia de España. Actualmente, McDonald's ofrece nuevas ensaladas y una hamburguesa vegetariana a base de soya, además de especificar mayor información nutricional, lo que para muchos es producto del efecto Super size me. Sin embargo, los voceros de la empresa aclaran que las medidas se habían tomado antes del documental.

Lo cierto es que el éxito de Spurlock ha sido tal que no sólo tiene propuestas para escribir un libro con su experiencia sino para hacer un reality show, llamado 30 días, en el que los participantes, siguiendo su ejemplo, cambien su estilo de vida.

Páginas web relacionadas

www.supersizeme.com

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.