Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 11/14/2004 12:00:00 AM

Extraños antojos

Desde que Katelyn Faber acusó a Kobe Bryant de haber abusado sexualmente de ella en un hotel de Colorado, la prensa sensacionalista estadounidense se ha empeñado en mostrarla como una vividora interesada en los millones de la estrella del deporte.

Esta imagen se acentuó cuando la mujer decidió demandar civilmente a Bryant en un intento por obtener dinero luego de que el caso penal fuera sobreseído. Pero desde que la corte publicó los documentos relacionados con el caso ya nadie cree que Faber fuera la víctima. Resulta que según el testimonio de un amigo de la mujer, sólo un mes después del supuesto ataque ella le dijo que su plan era obtener dinero en un juicio civil para abrir un estudio de grabación, pues su sueño era convertirse en una cantante famosa. Faber también habría dicho que con el dinero pensaba aumentarse el busto y pagarle la misma cirugía a una amiga, así como comprarse un oso koala. Como si esto fuera poco, la semana pasada los abogados de la mujer anunciaron que pensaban trasladar el juicio civil de Colorado a California porque la ley del primer estado limita el monto que una persona puede recibir en este tipo de procesos a 733.000 dólares, mientras que en California su clienta recibiría una compensación más jugosa. Definitivamente peló el cobre.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1850

PORTADA

El hombre de las tulas

SEMANA revela la historia del misterioso personaje que movía la plata en efectivo para pagar sobornos, en el peor escándalo de la Justicia en Colombia.