Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 11/5/2001 12:00:00 AM

Fantasías masculinas en Biarritz

Durante la primera semana de octubre, treinta fotografías de la artista colombo francesa Janca se expondrán en el Festival de Cines y Culturas de América Latina de Biarritz.

Olga Lucía Lozano*

Recibe cientos de correos electrónicos de fanáticos que siguen sus pasos a través de las fotografías que ha colgado en galerías de América y Europa. Habla de cualquier tema con el mismo aire profundo y por ello es difícil adivinar si para ella existe diferencia entre lo divino y lo humano, entre la sofisticación y la simpleza.

Así fue siempre. Desde que Janca se metió en el mundo de la fotografía y mucha gente empezó a adorar sus puestas en escena y su manejo impecable de los aspectos técnicos vinculados a la disciplina, al lado crecía una atracción casi igual de fuerte por la autora.

Así, esta mujer colombo francesa, que estudió publicidad y trabajó como reportera antes de dedicarse a la fotografía artística, se convirtió en el imaginario del público en una mezcla extraña entre artista consagrada y diva del espectáculo. En alguien capaz de llevar las imágenes a estados sublimes y a la vez parecer distante del aburrido exhibicionismo intelectual de las estrellas de las artes plásticas.

Eso explica los e-mails de ahora y el que sus seguidores le escriban con igual certeza sobre su trabajo, la fotografía en general o, incluso, se aventuren a adivinar aspectos de su vida que solo ella conoce.

Pero esta Janca de hoy, dispuesta a hablar de su nuevo trabajo y su exposición en Biarritz, resulta un tanto ajena a ese personaje de fantasía que encaja más con la sofisticación de sus fotografías y modelos en series como La bella y la bestia, la cual terminó convertida en un libro publicado en octubre del 98.

Ahora, después de que decenas de reseñas en medios colombianos la han señalado como la fotógrafa más importante del país y han repetido innumerables veces que su virtud es en realidad pintar con la cámara, ella parece haber llegado a un punto de evolución en su proceso artístico que le permite hablar de otras cosas y meterse, incluso, en la historia de establecer un discurso social alrededor de su trabajo.

Esa nueva perspectiva se cristaliza en Machos, un conjunto de 160 fotografías, que terminarán convertidas en un libro, y que de manera irónica retratan las fantasías sexuales masculinas. Allí conviven una serie de personajes femeninos que van desde la azafata hasta la colegiala y que, según la autora, retoman de manera humorística y diferente el tema del machismo.

"Este trabajo tiene muchos mensajes que no son represivos ni agresivos. No se trata de alguien que denuncia desde la perspectiva del rencor. La idea es llamar la atención sobre un tema que sigue siendo actual en este lado del continente y lo que hace la exposición es abordar muchos aspectos que son cotidianos, aunque la gente ya no hable de ellos", explica Janca.

La decisión de involucrarse con este tema fue resultado de un proceso que toca muchos aspectos de su vida. "Este trabajo marca, además de una salto profesional, una evolución personal. Estoy en un momento de mi vida en que me permito decir muchas cosas que antes no mencionaba. Si hablo de la violencia intrafamiliar, por ejemplo, es porque la conocí de cerca". Afirmación que remata con un simple y contundente "me burlo del machismo generado por las mujeres porque no creo que estemos acá para sufrir la vida sino para avanzar".

Durante el Festival de Cines y Culturas de América Latina de Biarritz, del presente año, el público podrá confirmar si sus mujeres soñadas logran ese propósito. Pues en este evento, entre el primero y el 7 de octubre, se verán por primera vez expuestas 30 fotos de la serie.

Igualmente, será allí en donde las imágenes de Janca recuperen nuevamente los recuerdos de los nueve países en donde ha vivido hasta hoy y, como ella dice, reflejen la selección automática que hizo, "de buen fe", de lugares, colores, sabores, olores y culturas.

"Como yo lo veo, se guardan imágenes y sensaciones de todos los lugares y personas, y la evolución guía hacia lo más simple. Se aprende a resumir y se dejan de lado todas las cosas que no son indispensables".

Siguiendo esa línea de pensamiento se entiende que hoy pueda concretar en muy pocas frases lo que es su trabajo: "Lo que siempre he hecho, a través de las imágenes, es contar historias reales o inventadas. Para mí la fotografía son puestas en escena, por ello mi trabajo es muy similar al de un director decine". Y cuando se refiere a los colores: "Es un juego de seducción con el blanco y el negro".

*Periodista colombiana

Páginas web relacionadas

Janca
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1844

PORTADA

Francisco superstar

La esperada visita del papa a Colombia tiene tres dimensiones: una religiosa, una política y otra social. ¿Qué puede esperarse de la peregrinación del sumo pontífice?