Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 3/10/2012 12:00:00 AM

Fernando Hinestrosa "el último caballero radical"

Estas son las palabras de Michel Grimaldi, profesor de la Universidad Panthéon-Assas (Paris II), mismo centro de educación que otorgó en 2010 al fallecido rector de la Universidad Externado uno de los máximos reconocimientos que se le hicieron en vida.

Fernando Hinestrosa ha sido siempre un hombre cordial, prudente, que disimula tras una apariencia humilde y discreta una personalidad decidida y firme, que trata de pasar desapercibido elegantemente. Fernando Hinestrosa es reconocido como eminente en el caleidoscopio universitario, un caso único de perseverancia (45 años como rector) y de buenos resultados, ya que el prestigio nacional e internacional de la Universidad Externado de Colombia está asociado a su nombre y a su trabajo infatigable.
 
La Universidad Externado** nace el 15 de febrero de 1886 por iniciativa de Nicolás Pinzón Warlosten, con el apoyo de un grupo de ilustres maestros libres pensadores, como respuesta al absolutismo y a la supresión de la libertad de enseñanza que la dictadura de la Regeneración había impuesto. Estos profesores y estudiantes Liberales aislados, encontraron en el Externado, la apertura, la libertad, la tolerancia, al igual que el espíritu de modernidad de una institución seria.
 
La Universidad no tuvo el apoyo de ningún mecenas y no lo ha tenido a lo largo de su historia ya que, desde su fundación, el Externado ha sido autónomo e independiente, con un fuerte arraigo y extrayendo su fuerza vital, del alma de las provincias del país. Es así como Fernando Hinestrosa lleva las ideas del “radicalismo” en su sangre. El defiende la libertad, la laicidad, el federalismo y la igualdad social. El encarna el espíritu liberal de progreso para la educación, para el desarrollo del país, las misiones educativas, el positivismo y la ética "radical".
 
Su padre, Ricardo Hinestrosa Daza, fue su gran amigo, mantuvieron siempre una fiel cercanía y relaciones muy cordiales. Gran parte de la vocación de Fernando Hinestrosa, de sus aptitudes y de sus comportamientos, los heredó de su padre: tolerante en exceso, firme, conforme, pero jamás conformista; jamás fundamentalista, siempre relativista, escéptico, agnóstico.
 
Heredó de su padre también el gusto por los idiomas con el fin de tener una visión más rigurosa del derecho. Para poder leer a los juristas en su idioma original, y luego traducirlos del griego, del italiano, del alemán y del francés. Siempre manteniéndose lo más cerca posible del sentido original, buscando ser útil, solidario, como una manera de hacerle un favor a aquellos que no cuentan con un texto de referencia o que no pueden descifrarlo, para compartirlo con ellos.
 
Fernando Hinestrosa ha preservado el Externado como una escuela de tolerancia y de rigor intelectual, donde se enseña el método liberal que implica el desarrollo de la personalidad, de la iniciativa y de la disciplina individuales.
 
Fernando Hinestrosa impulsa en los jóvenes de nuestra época el sentido de las responsabilidades inculcando la capacidad de asumir las consecuencias de sus actos. Esto no se logra con prohibiciones, sino enseñándoles a ser fieles a sí mismos, sin culpar a los demás de sus errores.
 
El sueña con ver a Colombia como una nación civilizada en la que se tenga en cuenta la importancia del otro, del prójimo. Una nación que deje atrás la dispersión, la anarquía, la indiferencia total, la apatía y el gusto por la tragedia.
 
Fernando Hinestrosa nunca ha buscado ejercer cargos oficiales, aunque posee una gran sensibilidad política, que permanece en la memoria familiar, heredada de sus antepasados; no obstante, fue Ministro de Justicia, Ministro de Educación, Presidente del Consejo Municipal de Bogotá, Presidente de la Corte Electoral y Embajador en el Vaticano.
 
Conserva en su memoria momentos memorables: la guerra de los menores de Siberia que fue el preludio de la caída del imperio Soviético; Gorbachov, en Roma, declarando que el comunismo no era infalible; la liberación de los países satélites; la caída del muro de Berlín; la unificación de Alemania; el final de la guerra fría; la Unión Europea y el nuevo orden mundial; el bicentenario de la Revolución francesa en París donde vibró, emocionado por los himnos y las canciones… como la Marsellesa.
 
Desde abril de 1959, cuando participó en la primera Conferencia de las facultades de Derecho de América latina, en México, comenzó su apertura personal en el mundo universitario internacional. Rápidamente, la cooperación y el intercambio de la Universidad Externado se extendieron a las facultades españolas, francesas e italianas. En efecto, a partir de los años sesenta, Fernando Hinestrosa se preocupó por crear una masa crítica de docentes – investigadores, formando a sus mejores alumnos en las mejores universidades de Europa y del mundo.
 
Hoy en día, el cuerpo docente de la Universidad Externado de Colombia lo componen más de 40 doctores y más de 90 se encuentran actualmente en capacitación en el extranjero, es un número sin precedentes, en un país que se caracteriza por presentar un importante déficit de doctores en todas las ciencias. Esto hace que el Externado sea reconocido por su excelencia entre las otras universidades del mismo nivel.
Fernando Hinestrosa es un hombre sensible, siempre preocupado por la injusticia, el trato indigno, la ausencia de consideración humana de un Estado frente al secuestro.
 
Es sensible ante la naturaleza, las artes y sus prójimos sin excepción de raza, de sexo o de condición. Ha compartido más de 55 años al lado de su esposa, Consuelo Rey de Hinestrosa, en quien ha encontrado prudencia, imparcialidad, comprensión y quien siempre ha demostrado una inteligencia aguda.
 
Fernando Hinestrosa ha trabajado 45 años para hacer de la Universidad Externado de Colombia un establecimiento universitario independiente, de alto nivel, intelectualmente libre, abierto a las ideas, democrático, solidario, exigente académicamente, moralmente intransigente, reconocido internacionalmente.
 
Formador de ciudadanos autónomos, con la fe que da el conocimiento, en una patria civilizada e igualitaria; el Externado es hoy una excelente institución, respetada dentro y fuera del país, a la vanguardia en calidad, innovación, investigación, y generando vocaciones de docentes y de investigadores sin alejarse de las necesidades del país en cuanto a la formación profesional y al descubrimiento de respuestas justas. Segura de sí misma y buscando permanentemente superarse.
 
--
* Extractos del libro conmemorativo del cuadragésimo aniversario como rector del Dr. Fernando Hinestrosa, Fernando Hinestrosa: El ultimo Caballero radical, Universidad Externado de la Colombia, Bogotá, 2004. El término radical hace referencia a un periodo del siglo XIX en el que el Partido liberal colombiano preconizaba el federalismo, el libre pensamiento y la tolerancia como fórmula para alcanzar, en la heterogeneidad, la coexistencia pacífica.
 
** Se le llamó « Externado » ya que esta nueva institución recibió la influencia de los más modernos centros educativos europeos, que, en aquella época, se oponían al antiguo sistema de internado, escuela de origen medieval e impropio para el libre desarrollo de la personalidad. Externado, implicaba entonces apertura, libertad de estudio y de enseñanza. A lo largo de su historia el Externado ha profesado los principios y valores que alentaron a sus fundadores. Nicolás Pinzón Warlosten, Diego Mendoza Pérez, Ricardo Hinestrosa Daza y Fernando Hinestrosa han sido los rectores de esta universidad.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.