Miércoles, 18 de enero de 2017

| 2000/12/18 00:00

Fidelidad costosa

Fidelidad costosa

El sábado 18 de noviembre Catherine Zeta-Jones se convirtió por fin en la señora de Michael Douglas. Pero la bella galesa no dio ese paso en falso y antes de llegar al altar hizo que su prometido firmara una cláusula en la que se compromete a pagarle cinco millones de dólares si en algún momento de su matrimonio le es infiel. La actriz decidió curarse en salud y asegurarse un buen futuro para ella y su pequeño hijo Dylan, pues hace unos años Douglas tuvo que ser tratado médicamente por su adicción al sexo. Con la historia del actor vale la pena preguntarse si sus deseos carnales serán más fuertes que el amor por su cuenta bancaria.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.