Viernes, 9 de diciembre de 2016

| 2002/06/06 00:00

Futuro príncipe

Futuro príncipe

En vista de que el principe Alberto de Mónaco, de 43 años, no ha dado señales de sentar cabeza y mucho menos de querer tener un hijo, su padre, el príncipe Rainiero, ha decidido modificar algunos artículos de la Constitución que hacen referencia a la sucesión al trono. El mes pasado modificó la edad mínima del heredero, que pasó de 21 años a 18, y cambió las reglas de progenitura aclarando que en caso de que el príncipe no tenga descendencia directa los derechos dinásticos pueden pasar a sus hermanos y a la descendencia legítima de éstos. Lo anterior significa que Carolina podría ser la futura gobernante de Mónaco y su hijo mayor, Andrea Casiraghi, podría convertirse en príncipe siempre y cuando su abuelo lo autorice a cambiarse el apellido paterno y asumir el Grimaldi. Al parecer con estas medidas Rainiero pretende garantizar la supervivencia del principado pues si éste desaparece el territorio pasaría a ser de Francia.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.