Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 1/31/2013 12:00:00 AM

Gandhi pudo haber tenido un amorío con un hombre

Una colección de cartas recientemente publicadas sugieren una relación amorosa entre Gandhi y su amigo Kallebach.

Este miércoles los Archivos Nacionales de India exhibieron una correspondencia inédita entre Mahatma Gandhi y el arquitecto alemán Hermann Kallenbach, a quienes al parecer les unía algo más que una amistad. 

El afecto entre ambos ha generado especulaciones durante años, de las que hace parte una correspondencia publicada con anterioridad donde se deja entrever que tuvieron relaciones. 

Sin embargo, es más amplia la parte de la colección que todavía no ha sido publicada. De las 1.500 cartas, los Archivos Nacionales de India sólo exhiben 80, a propósito del 65 aniversario de su asesinato el 30 de enero de 1948. Además, solo media docena de ellas las firma Gandhi, y ninguna esclarece de manera determinante la naturaleza de su vínculo con Kallenbach.

Una de las misivas está dirigida “Para mi querido ‘Cámara Baja’” (Kallenbach) y firmada “Sinceramente tuyo, ‘Cámara Alta’”. También era común que los dos se despidieran con la palabra “Amor”.

A pesar de esto, los expertos están buscando evidencias claras para afirmar que entre el ícono pacífico de la India y el arquitecto hubo una relación sexo-afectiva. "Sé lo que se dice y sé lo que se piensa pero lo que yo puedo decir es que en el material que se expone no hay nada que induzca a pensar en una relación homosexual entre los dos", afirmó a Efe Rajesh Verma, experto de los Archivos Nacionales de India.

La supuesta relación amorosa entre Gandhi y Kallenbach fue desvelada en 2011 por el premio pulitzer Joseph Lelyveld, que en el libro "Gran Alma, el Mahatma Gandhi y su lucha por la India" se hacía eco de citas y testimonios que apuntaban en ese sentido.

En el libro, Lelyveld cita una de las cartas de Gandhi donde le escribe al alemán: “Has tomado completamente posesión de mi cuerpo. Esto es una verdadera esclavitud”. Según el Premio Pulitzer, el pacifista le hizo prometer a Kallenbach que no “mire con lujuria a ninguna mujer”.

Las misivas expuestas están fechadas en las primeras décadas del siglo XX, y reflejan el deseo de los dos remitentes de reencontrarse tras haberse conocido en 1904 en Sudáfrica, donde forjaron su amistad y convivieron en la Granja Tolstoi, cercana a Johanesburgo.

Aficionado a la gimnasia y el culturismo, Kallenbach puso en marcha en esa granja una comuna vegetariana y pacifista que despertó el interés de Gandhi, que tras dejar en 1914 Sudáfrica no volvió a ver a su antiguo camarada hasta 1937, cuando éste viajó a la India.

En los 23 años de paréntesis no perdieron el contacto y siguieron hablando mediante los correos postales en inglés que manifiestan su complicidad.

Con información de EFE
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.