Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 12/22/1997 12:00:00 AM

GERENTE CON PANTALONES

La firmeza con la que Sergio Regueros ha manejado al sindicato y ha defendido la privatización de la Empresa de Teléfonos de Bogotá le aseguran su continuidad durante la administración Peñalosa.

si existe alguien en Colombia que conozca a fondo el tema de las comunicaciones es el director de la Empresa de Teléfonos de Bogotá, Sergio Regueros. Desde que ingresó a Inravisión a mediados de losaños 80 cuando los canales regionales empezaban a hacer su irrupción en el país, ha desarrollado una carrera que hoy lo tiene convertido en todo un experto en la materia. Es precisamente su conocimiento del sector el que lo ha llevado a sacar varias conclusiones, entre ellas una que no le ha causado sino dolores de cabeza: la necesidad de privatizar algunas de las entidades públicas.Como asesor del Ministerio de Comunicaciones durante la presidencia de César Gaviria, Regueros fue el encargado de redactar el proyecto de privatización de Telecom que terminó hundido a la fuerza por el sindicato con un violento paro. Con la misma convicción asumió la gerencia de la Empresa de Teléfonos de Bogotá, en noviembre de 1995, cuando el alcalde Antanas Mockus lo llamó para que se encargara de limpiar la imagen de una entidad que tenía fama de ineficiente. A pesar de que la fama todavía no la ha perdido porque, según él, los bogotanos ya se acostumbraron a no creer en nada, lo cierto es que para muchos su gerencia ha sido una de las más eficientes de los últimos años. No tanto por la administración interna propiamente dicha como por la seriedad con la que ha asumido la tarea de modernizar la empresa hacia el futuro, para lo cual Regueros se la ha jugado por la privatización como único mecanismo eficiente de supervivencia. Tal actitud ha provocado la reacción del sindicato, que en más de una ocasión se ha declarado en paro para rechazar sus iniciativas. Uno de ellos fue declarado ilegal por el Ministerio de Trabajo, medida que provocó el despido automático de 24 trabajadores y acentuó, de paso, las diferencias con el sindicato hasta desembocar en otra huelga. Regueros, sin embargo, se ha mantenido firme en su posición, pues está convencido de que sólo la recapitalización de inversionistas privados podrá abrirle las puertas de la modernización definitiva a la ETB. "Es la única forma de hacerle frente a la competencia", asegura. Y aunque todavía no se sabe qué decidirá el Concejo de Bogotá sobre la forma en la que será recapitalizada la empresa, la actitud de Regueros hace pensar que no desfallecerá hasta que la privatización esté terminada. Según fuentes consultadas por SEMANA, es un hecho que el recién electo alcalde de Bogotá, Enrique Peñalosa, quien es amigo rotundo de la privatización, reconfirmará a Regueros como gerente de la ETB en la nueva administración, una medida que no sólo respalda su trabajo sino que dice mucho del futuro que le espera a la ETB.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1825

PORTADA

Venezuela: la calle contra el dictador

Un trino de Santos indigna a Maduro y él amenaza con revelar los secretos del proceso de paz. Invocar el anti-colombianismo no cambia el hecho de que la crisis venezolana está llegando a un punto de inflexión.