Viernes, 9 de diciembre de 2016

| 2016/05/24 15:58

Agente 007… ¿Jane Bond?

Gillian Anderson, quien fuera la agente Scully en Expedientes Secretos X, se sumó con fuerza a las apuestas para suceder a Daniel Craig en el papel del famoso espía.

A los 47 años, Gilian Anderson no solo podría ser la primera Bond mujer, sino también la primera estadounidense en ponerse el traje de 007. Foto: tomada de Twitter @GilianA

Desde Sean Connery hasta Daniel Craig, el espía más famoso del mundo siempre ha sido representado como un astuto, sofisticado y seductor agente que logra su objetivo de salvar al mundo y quedarse con la chica. No habría que hacer la salvedad de que siempre ha sido un hombre. 007 es James Bond, ahí no hay discusión. Pero Gillian Anderson podría cambiar eso.

La actriz estadounidense, recordada por su papel como Scully en los Expedientes Secretos X, fue vinculada como un posible reemplazo del legendario rol que el británico Daniel Craig dejó vacante. La noticia se movió con fuerza en Twitter, donde una encuesta entre los internautas la colocó como favorita para encarnar al próximo agente 007.

Incluso, la actriz de 47 años se mostró entusiasmada con la idea. En su cuenta de Twitter, compartió un montaje que la colocaba en la popular espiral de las introducciones de James Bond, y en su mensaje alteró una de las frases más famosas de la cultura popular. “Es Bond…. Jane Bond”.

El rol de James Bond es por estos días uno de los papeles más apetecidos del séptimo arte. Luego de que Daniel Craig fuera enfático y dijera que “primero se cortaría las venas” antes de encarnar a 007 en una quinta ocasión, la carrera por hacerse con su legado toca las puertas de muchos actores. En las apuestan suenan con fuerza los británicos Tom Hiddleston (Loki en Los Vengadores) y Damian Lewis (de la serie Homeland).

También, el actor Idris Elba ha sido cotejado en las opciones. Este hecho ha desatado cantidad de opiniones en la red, puesto que Elba, contrario a los otros actores que han sido 007, es negro. Y aunque Hollywood ya ha trastocado infinidad de veces los rasgos originales de algunos personajes, muchos aun no ven a James Bond en una cara que no sea la de un caballero británico tradicional, es decir, blanco. Incluso, algunos criticaron la elección de Daniel Craig por su cabello rubio, distinto al negro que siempre había ostentado Bond.

¿Fiel al personaje?

Muchas especulaciones se han entreverado en torno al destino de 007. El personaje se ha convertido en una especie de estandarte codiciado por algunas minorías de la industria del entretenimiento. Se habla de que luego de la interpretación de Craig, bastante más salvaje e introspectiva que sus antecesores, el carácter del personaje debería seguir evolucionando, y bajo ese argumento se ha sugerido que el próximo Bond sea gay, que sea negro, o que no sea James sino Jane.  

Esa aproximación ha sido defendida por los últimos dos actores que han tenido la licencia para matar. El irlandés Pierce Brosnan, el James Bond de ‘Goldeneye’, dijo que no sería impensado que en un futuro el agente pudiera ser homosexual, aunque creyó que sería más posible verlo interpretado por un hombre negro. Daniel Craig también se mostró abierto a que su sucesor fuera alguien por fuera de lo acostumbrado. “Cualquier cosa es posible. Puedes hacer lo que quieras mientras resulte creíble y funcione”, aseveró.

Sin embargo, esta avidez por transformar todo un ícono del cine y la literatura ha propiciado el debate frente qué tanto se estaría desfigurando la esencia del personaje original creado por Ian Fleming.

Roger Moore, el actor que interpretó a Bond por mayor tiempo, fue categórico en su rechazo a las nuevas ‘versiones’ del personaje. “James Bond no puede ser gay o mujer simplemente porque no fue lo que Ian Fleming escribió”.  También desestimó que se tratara de una mirada discriminatoria: “no es por ser homofóbico, simplemente se trata de ser consecuente con el personaje”.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.