Jueves, 8 de diciembre de 2016

| 2004/11/28 00:00

Hasta para eso

El exceso de peso de la actriz Kirstie Alley no sólo la tiene alejada de los papeles estelares en el cine sino también de algunos placeres mundanos.

Hasta para eso

En una reciente entrevista con Oprah Winfrey, la mamá de Mira quién habla le confesó a la presentadora que desde hace cuatro años y medio no tiene relaciones sexuales. Alley atribuyó su voluntario celibato a su gordura: "No quiero tener sexo estando gorda", dijo. En pocos años la actriz pasó de pesar 62 kilos a casi 150, lo cual atribuye a que le encanta cocinar para sus hijos y salir a comer con ellos. Pero la gordura de Kirstie también tiene su lado positivo. Actualmente está en producción una serie de televisión llamada Fat actress (Actriz gorda), en la que el voluminoso cuerpo de la actriz es el protagonista. Mejor dicho, si adelgaza se queda sin trabajo.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.