Viernes, 20 de enero de 2017

| 1996/04/29 00:00

HEROE O VILLANO?

APARECE UN LIBRO DE LA VIUDA DE OSKAR SCHINDLER EN EL QUE QUEDA CLARO QUE EN SU PROPIA CASA NUNCA FUE UN HEROE.

HEROE O VILLANO?

Nadie duda que la película La lista de Schindler elevó a una dimensión mítica al alemán Oskar Schindler. La visión que el mundo conoció de este controvertido personaje a través de la cinta de Steven Spielberg es la de un nazi convencido, mujeriego e intrigante a quien sólo le importaba el dinero. Pero a medida que avanza la Segunda Guerra Mundial decide jugársela toda por los judíos. Fue así como salvó a 1.100 trabajadores judíos de morir en los campos de concentración nazis. Después de esa historia, Schindler fue considerado como un héroe por todos, excepto por su esposa Emilie. La mujer de 88 años, quien reside desde hace varios años en Argentina, acaba de lanzar el libro Memorias, en el que muestra a Schindler como un hombre egoísta y cruel.Lo que más conmoción produjo fue que la propia viuda de este personaje desvirtuara la imagen que el director Spielberg forjó de su esposo en la película, pues según ella ese trabajo cinematográfico "está lleno de mentiras"."El filme de Spielberg muestra a Oskar como un héroe de este siglo y eso no es verdad", dice en su autobiografía. Para Emilie el personaje que todos vieron en la pantalla es en realidad una persona que nunca consideró el sufrimiento de ella cuando se enteraba de sus constantes infidelidades con mujeres hermosas. También revela que el trato que recibía de su marido era inhumano. La menospreciaba, la gritaba constantemente y en más de una oportunidad, cuando llegaba borracho, perdía el control y la maltrataba. Por eso duda mucho que él pudiera conmoverse por la suerte de los judíos. Para ella, Schindler redactó la famosa lista con la única intención de que el régimen de Adolfo Hitler no le cerrara sus negocios en Polonia. "Lo único que le interesaba a Oskar era que con los judíos tenía asegurada la mano de obra esclava. Sólo así podía mantener funcionando su fábrica", dice Emilie en el libro.En la obra, la viuda también relata un episodio que le llamó la atención y que le hizo confirmar el egoísmo de su esposo. Fue una noche de 1944, cuando su esposo llegó a casa extremadamente preocupado porque los nazis habían decidido trasladar a todos los judíos del campo de concentración de Plaszow, en Cracovia, a Auschwitz, con el fin de exterminarlos. Según ella, el principal motivo de su angustia no era la vida de sus trabajadores sino la estrategia que utilizaría para persuadir a los nazis para que le permitieran quedarse con sus empleados. "Lo que importa ahora es poder llevar a esa gente a otra parte para que podamos continuar trabajando", contó Emilie que le había dicho su marido en esa oportunidad. Además, según la señora Schindler, Oskar sabía que si cerraban la fábrica él terminaría en las filas del ejército nazi. Aunque simpatizaba con el gobierno, su interés no llegaba al punto de tener que combatir en el frente.Al final logró su objetivo y confeccionó la ahora famosa 'Lista de Schindler', con los nombres de 1.300 judíos, gracias a la cual estos hombres y mujeres se libraron de ser exterminados.Por todo esto, Emilie revela que no le guarda ningún cariño a su esposo, quien murió en Alemania en 1974. "Lo hice todo por él y él no hizo nada por mí". Con este testimonio lo único que puede confirmarse es que así como nadie es profeta en su tierra, nadie es héroe en su propia casa.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.