Viernes, 20 de enero de 2017

| 1993/07/05 00:00

Hijo adoptivo

Colombiano de corazón, Juan Tomás de Salas,prestigioso periodista y empresario español, se convierte en colombiano con pasaporte.

Hijo adoptivo

CUANDO EN TIEMPOS DE LA DICTADURA del generalísimo Francisco Franco, Juan Tomás de Salas se presentó ante las puertas de la embajada de Colombia en Madrid con el propósito de solicitar asilo político, no imaginó que a la vuelta de 31 años terminaría convirtiéndose en un ciudadano colombiano.
Durante el tiempo que permaneció asilado, estrechó lazos afectivos con muchos colombianos, en especial con la familia Santos, que le dio la oportunidad de vincularse al diario El Tiempo.
Así nacieron las dos pasiones de De Salas: el periodismo, y su mujer, Bárbara, la criolla con quien se casó un año después de llegar al país.
Poco después de regresar a España, De Salas se reunió con 15 inversionistas aventureros, quienes tenían en mente fundar el que había de convertirse en el medio de comunicación por excelencia de la transición hacia la demoeracia: la revista Cambio 16. La publicación nació en 1970 y en efecto adquirió el estatus de principal testigo y analista del primer período posfranquista, el del regreso a la democracia.
Pero además de periodista, Juan Tomás de Salas es un hombre de empresa. Se podría afirmar que como director del grupo se convirtió en el motor que transformó la prestigiosa revista en un emporio en materia de comunicaciones. En la actualidad el Grupo 16 de España produce, además de Cambio 16 en sus diferentes versiones spana, América y Colombia, que próximamente saldrá al mercado Diario 16, otras tantas publicaciones especializadas y colecciones de libros.
Pero la llegada a la cumbre del cuarto poder no impidió que De Salas siguiera llevando en su corazón a su segunda patria. Los lazos afectivos con Colombia permanecieron intactos aun después de su partida. No sólo se ha mantenido en contacto con los amigos de aquellos años, sino que por la sede de Cambio 16, en Madrid, han desfilado renombrados periodistas colombianos como Daniel Samper y Antonio Caballero, entre otros.
La semana pasada, durante su más reciente visita al país, logró materializar dos de sus mayores sueños. Su primera conquista, en el campo jurídico, fue nacionalizarse como colombiano,gracias a la doble nacionalidad permitida por las constituciones de Colombia y de España. Su segundo logro fue periodístico: darle la largada a la edición colombiana de Cambio 16, revista que reune excelentes periodistas y que ha generado gran expectativa entre los lectores.
Es fácil predecir que De Salas será un colombiano ejemplar. Al recibir su nuevo pasaporte en la Casa de Nariño, reiteró su posición de acusar a los paises desarrollados de manejar con doble moral el tema del narcotráfico. "En Occidente -dijo De Salas- han convertido a Colombia en la meca de todos los males. Negando su responsabilidad en la catástrofe, las blancas conciencias de Occidente escamotean la realidad y convierten a la primera víctima de la prohibición, Colombia, en verdugo".

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.