Viernes, 9 de diciembre de 2016

| 2007/11/03 00:00

Homenaje

El 23 de octubre el empresario Carlos Haime Baruch recibió un gran reconocimiento por parte del gobierno nacional.

El 23 de octubre el empresario Carlos Haime Baruch recibió un gran reconocimiento por parte del gobierno nacional. El canciller Fernando Araújo lo condecoró con la Orden de Boyacá en el grado de Comendador por una vida dedicada a fortalecer la industria del país mediante la creación de empresas como Grasco, Indupalma y Detergentes S. A. El Ministro destacó la perseverancia, el profesionalismo y la transparencia de don Carlos y los beneficios que ha brindado al sector socioeconómico, especialmente en la generación de empleo. Y mencionó además su labor académica y filantrópica cifrada en su aporte a la Fundación Santa Fe y su clínica de urgencias. La nota graciosa de la ceremonia se presentó cuando Araújo resaltó el hecho de que el empresario también ha sido "creador de íconos de la cultura popular" y se puso a cantar: "La fina, la margarina, la preferida en la mesa y cocina... de Grasco", una publicidad que varias generaciones recuerdan. Se trata de un merecido reconocimiento a un personaje que no sólo ha trabajado por su éxito, sino por compartirlo mediante proyectos para el mejoramiento de la calidad de vida de los colombianos.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.