Miércoles, 7 de diciembre de 2016

| 1996/10/07 00:00

IN FRAGANTI

IN FRAGANTI

Cuando finalmente el príncipe Rainiero aceptó al guardaespaldas que su hija Estefanía escogió por esposo y, hace poco, lo integró a la familia al punto de permitirle aparecer a su lado en los actos públicos, el principado de Mónaco se ha sacudido por cuenta de Daniel Ducruet. Dos revistas internacionales acaban de publicar una extensa secuencia de fotografías en las que el marido de la princesa Estefanía y padre de sus hijos aparece desnudo en una villa cercana a Montecarlo. Las escandalosas poses al borde de una piscina con la bailarina Fili Houteman muestran que Ducruet no es el santo que todos creían. Lo único que faltaba en los escándalos reales europeos era que el plebeyo cambiara a la princesa por una cabaretera.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.