Viernes, 9 de diciembre de 2016

| 1994/02/28 00:00

IRA SANTA

IRA SANTA

A PRIMERA VISTA SE TRATABA SIMPLEMENTE DE UNA SERIE DE arabescos abstractos y decorativos. Sin embargo, el supuesto poema de amor en memoria de una maharaní que el diseñador Karl Lagerfeld decidió bordar en uno de los diseños de la colección primavera -verano de Chanel resultó ser, ni más ni menos un versículo del Corán. Y como si lo anterior fuera poco, Lagerfeld decidió ponerlos en la parte superior delantera del vestido, por lo que Claudia Schiffer, quien exhibió el modelo, desfiló con un verso sagrado en el busto. El error de Lagerfeld -no verificar qué era-, le salió caro: el asunto desató la ira del Islam, como lo hizo en su momento Salman Rushdie con los Versos satánicos. Y pese a que el diseñador presentó excusas y a que Chanel destruyó los vestidos y pidió no publicar más totos del desfile, las autoridades musulmanas vetaron a la famosa casa de modas.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.