Viernes, 9 de diciembre de 2016

| 1994/04/11 00:00

JACK, EL ABANDONADO

Jack Nicholson revela como se entero, casualmente, de que la mujer a la que había llamado madre era, en realidad, su abuela. Su verdadera madre era su hermana.

JACK, EL ABANDONADO

ES EL MAS VOLUNtarioso de los actores de Hollywood, el más déspota, el más cínico, pero es también uno de los más cotizados y de los más perseguidos por las mujeres. A sus 56 años, Nicholson aún derrite corazones. El, sin embargo, se considera un damnificado de las mujeres. Su último gran amor, Rebecca Brousard, de 31 años, lo dejó hace poco por un joven actor. Y hace siete años la actriz Anjelica Huston lo dejó luego de una relación de 17 años... La verdad es que Nicholson no ha logrado vivir junto a las mujeres que lo han amado. Con Rebecca estuvo seis años, pero vivían en hogares separados. al igual que con Anjelica Huston. Tildado de loco, genio, narcisista, violento y lunático, lo cierto es que Nicholson ha sido un consentido de las mujeres. No obstante, todas lo han abandonado.
Esta historia de amor y abandono se inició desde que vino al mundo. Pero Nicholson sólo se enteró cuando tenía 37 años. Entonces, casualmente, supo que la mujer a quien siempre llamó madre era, en realidad, su abuela, y que era hijo de aquella a quien había conocido como hermana. Aunque siempre se negó a hablar de ello, hace poco permitió que la revista Vanity Fair entrevistara a su hermana Lorraine, de 72 años (realmente su tía) para que contara la historia de ese secreto que ella, su madre -Mudder- y su hermana -June- le ocultaron celosamente durante casi cuatro décadas.

EL SECRETO
Lorraine Nicholson Smith es la única sobreviviente de las tres mujeres que criaron a Jack Nicholson. "Mi madre, mi hermana y yo teníamos un pacto sagrado. Y estoy aquí para defenderlas", dice. Y fue a ella a quien Jack Nicholson llamó cuando un día, en 1974, recibió una carta de 15 páginas enviada por un desconocido, quien le aseguraba que él era su padre. Por esa misiva supo que June era su madre. "¿ Qué es todo lo que este tipo me cuenta?", le preguntó Nicholson asombrado. "Sí. June es tu madre -le respondió Lorraine-. Lo que no sé es si él es tu padre". Según Lorraine, nunca más ha tenido oportunidad de contarle a Jack la historia. "El nunca quiso saber nada más sobre este asunto".
Nicholson creció pensando que su padre era John Joseph Nicholson. Pero la verdad es que la hija mayor del matrimonio, June, quedó embarazada a los 17 años. "Usted no se puede imaginar el estigma que era ser una madre soltera en esa época -dice Lorraine, quien entonces tenía 14 años-. Los amigos íntimos de mi madre sabían del embarazo de June. Uno de ellos me contó que ella les pidió una noche que juntaran sus manos y juraran nunca revelar el secreto. Cuando ella apareció con Jack en los brazos, todos dijeron que era un cambio de vida. En esa época ella tenía 39 años". Mud provenía de una famila prestante y adinerada. Cuando era una estudiante de bachillerato, se casó a escondidas con John Nicholson, un pintor bohemio y pobre. Al enterarse su padre, la desheredó. Mud tomó un curso de estética y abrió un salón de belleza en la sala de su casa.
Sobre su hermana June, Lorraine dice: "Ella nació 40 años antes de tiempo. June debió vivir en esta época" . A los 16 años, June soñaba con ser bailarina y consiguió su primer trabajo en Nueva York como corista. A raíz del relativo éxito que tuvo, decidió retirarse del colegio nocturno. Poco después quedó embarazada y se marchó a Nueva York. Cuando el pequeño Jack tenía dos años, lo llevó a la casa de su familia en Nueva Jersey. Había conseguido un trabajo fuera de la ciudad y se fue dejando al bebé. "Instantáneamente mi madre se apropió del bebé y lo crió como suyo".
Lorraine se casó, tuvo dos hijos, y ayudaba a Mud con la crianza de Jack: "Cuando fui a matricularlo al jardín no tenía un registro de nacimiento. Pero como era amiga del secretario, no me lo exigió. Yo simplemente le dije que después se lo llevaría". En esa época John y Mud ya se habían separado. "Pero a pesar de eso quiso a Jack como a un hijo suyo", señala Lorraine a la revista. Y cuenta que el pequeño Jack resultó ser un niño brillante y logró entrar de forma precoz al bachillerato. Por esa época June ya estaba casada y tenía dos hijos. Después de recorrer el país como corista se residenció en Long Island con su esposo Murray Hawley, un alcohólico que pronto la dejó. June, deshecha, regresó con su familia.
Entonces Jack era un adolescente. "Quería contarle a Jack que June era su madre. Pero ambas estábamos muy asustadas porque no sabíamos qué reacción podría tener". Así que Jack creció en medio de tres madres, y el secreto se mantuvo. A los 17 años Jack abandonó la casa materna para irse a buscar fortuna en Los Angeles. Después June se fue a vivir a California, donde consiguió un trabajo como secretaria. A los 43 años le diagnosticaron un cáncer cervical. La noche antes de morir, Jack la visitó en su cuarto y June no fue capaz de revelarle el secreto. Mud murió a los 71 años de una enfermedad muscular progresiva, pero vivió lo suficiente para ver el éxito de Nicholson con la película Easy Rider. "Jack estaba en Nueva York, y yo lo llamé -dice Lorraine-. El manejó toda la noche para verla, y cuando llegó, ella estaba sentada en la cama con una revista de farándula en las manos en la que se hablaba de su éxito en esta película". Al morir Mud, Lorraine quedó sola con su secreto.
El nombre del padre de Nicholson es todavía un misterio. Lorraine no está segura de que sea el hombre que envió la carta: "Yo tengo mis dudas por que salí con un hermano suyo durante la secundaria, y no creo que mi madre me hubiera dejado después de todo el problema del embarazo con mi hermana June. Además, él esperó a que June, Mud y su hermano murieran para que no hubiera nadie que pudiera verificar sino yo... Y sólo cuando Jack tenía 37 años, era rico y estrella de cine decide aparecer". Aunque en ese momento para Nicholson fue un gran golpe, el actor no quiso saber nada más sobre el hombre que le reveló su verdadero origen. Y admite a la revista que siente un gran afecto por esas tres mujeres."La gente no puede creer que no me sienta decepcionado, pero la verdad es que, madres o hermanas, me dieron lo mejor".

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.