Martes, 24 de enero de 2017

| 1994/03/21 00:00

JACQUELINE TIENE CANCER

La viuda Kennedy Onassis ya inició las sesiones de quimioterapia y los pronósticos médicos son muy optimistas.

JACQUELINE TIENE CANCER

HACE DOS MEses, cuando Jacqueline Kennedy Onassis visitó a su médico, a causa de una gripa y molestias en la garganta, el especialista le descubrió una extraña inflamación y le dio un mal diagnóstico. A los 64 años, Jacqueline sufre de Linfoma de Non-Hodgkin, un tipo de cáncer que afecta el sistema inmunológico. La noticia la estremeció tanto como a sus dos hijos: Caroline y John y a su compañero desde hace varios años, el millonario coleccionista de antiguedades y arte, de 65 años, Maurice Tempelsman.
Aunque la ex primera dama de Estados Unidos ha tratado de vivir a la sombra desde noviembre de 1963 cuando su marido fue asesinado, le ha sido prácticamente imposible pasar inadvertida para la prensa. Jacqueline sigue siendo una de las más importantes figuras femeninas de Estados Unidos. No hay revista estadounidense que no haya publicado su biografía, su historia ha sido tema de varias películas, tanto como esposa de John Kennedy como del armador griego Aristóteles Onassis. Y en la Guía Norteamericana de Personajes existe más información sobre Jacqueline Kennedy que sobre cualquier otra mujer. En 1983 el escritor Norman Mailer escribió sobre ella: "Jacqueline Kennedy Onassis no es una celebridad ni una leyenda... es un mito".
Por eso no es de extrañar que, a pesar del hermetismo de la familia, la noticia sobre el cáncer que sufre se hubiera filtrado. Cuando un periodista del New York Post afirmó: "Uno de los doctores dice que el caso es muy grave: hizo comprender a los amigos que la señora Onassis tiene una forma de cáncer muy veloz". Jacqueline, al armada por la dimensión que la noticia había tomado, decidió informar oficialmente a los medios sobre su estado de salud. En una rueda de prensa, su vocera Nancy Tuckelmann señaló la semana pasada que el cáncer había sido descubierto en un estado temprano de desarrollo y que Jacqueline lleva más de un mes en tratamiento de quimioterapia. "Estamos casi seguros de que este tratamiento tendrá éxito. El diagnóstico es hasta ahora excelente y, apesar de que con estas cosas nunca se puede estar seguro, los médicos son muy, muy optimistas".
Desde entonces, el mundo empezó a interesarse por esta poco conocida forma de cáncer. El sistema linfático es una estructura circulatoria compuesta principalmente por los ganglios y el líquido linfático, y forma parte fundamental del sistema inmunológico del cuerpo -explicó el médico Alejandro Garrido, del Instituto de Cancerología de Bogotá-. El Linfoma causa una inflamación sin dolor de la membrana linfática y puede llegar a afectar seriamente todo el sistema inmunológico. El Linfoma Non-Hodgkin es más común y puede ser más difícil de tratar que la enfermedad de Hodgkin. Y si no se detecta a tiempo puede ser fatal. La causa de esta enfermedad todavía es desconocida. Pero según el especialista es un tipo de cáncer que aunque no ocupa los primeros lugares en las estadísticas, es de común ocurrencia. Según la Sociedad Americana de Cáncer, esta enfermedad es diagnosticada anualmente en Estados Unidos a 45.000 personas, la mayoría de ellos mayores de 50 años. Las estadísticas señalan que el 52 por ciento de los pacientes del Linfoma Non-Hodgkirr sobreviven al menos cinco años. Esta probabilidad depende de que sea localizado y diagnosticado tempranamente, como es el caso de Jacqueline Kennedy Onassis, quien ha continuado con su trabajo como editora, en el que lleva varios años, repartiendo los días entre su oficina y su apartamento de Manhattan.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.