Viernes, 9 de diciembre de 2016

| 1994/07/11 00:00

JAMES BOND V

Luego del fracaso de Timothy Dalton, el actor Pierce Brosnan tiene la difícil misión de revivir la época de oro del agente 007.

JAMES BOND V

LA NUEVA MISION de James Bond no va a ser nada fácil. No se trata simplemente de encarnar al hombre que domina por igual tanto a las astutas rubias como a los modernos villanos, quien luce igualmente encantador en smoking o en pijama y quien no pierde la calma ante una bomba de tiempo o ante una seductora mujer. La responsabilidad que recae sobre los hombros del actor irlandés Pierce Brosnan, de 43 años, es la de revivir la época de oro del agente 007, pero enfrentándose a criminales modernos porque terminada la era de la Guerra Fría los espías han pasado a gozar del retiro.

Brosnan ha ganado, sin embargo, la primera batalla: ser escogido para interpretar al legendario personaje de Ian Fleming. La compañía Eon Productions, -que ha llevado a Bond a la pantalla de cine en 17 oportunidades- movió cielo y tierra para encontrar al perfecto espía. Para reemplazar a Timothy Dalton se barajaron numerosos nombres: Ralph Fiennes, quien interpretó al comandante Amon Goethe en la película La lista de Schindler; Hugh Grant, quien se dio a conocer con la cinta Maurice; Daniel Day-Lewis, el exitoso protagonista de En el nombre del padre, y hasta se llegó a pensar en Sylvester Stalione o Arnold Schwarzenegger. La cosa llegó a tal punto que incluso quiso dársele identidad femenina al agente 007, para lo cual se mencionaron actrices como Sharon Stone y Emma Thompson. Pero al final fue Brosnan quien reunió todas las características que Ian Fleming imaginó para su héroe. Se dice que Brosnan firmó un contrato por un millòn de dòlares. Pero algo va de espía a detective y, al lado de este papel, los libretos de Remington Steele parecen tareas de preescolar.

No obstante, esta no es la primera vez que Brosnan es nominado para interpretar al agente inglés. Ya había sido escogido en 1986, cuando Roger Moore debió retirarse al cumplir 58 años y ser jubilado por los productores. En ese entonces Brosnan no pudo aceptar el papel porque tenía firmado el contrato con la serie Remington Steele. Durante la rueda de prensa que concedió el miércoles pasado en Londres, cuando se hizo oficial el nombramiento, el actor dijo: "Me tomó ocho años ser James Bond, pero aquí estoy".


NO HAY QUINTO MALO
Pierce Brosnan es el quinto actor en interpretar al agente 007, que se iniciòn con Sean Connery en 1962. Connery realizó siete películas. Después de la sexta juró que no volvería a interpretarlo, pero regresó, curiosamente, para filmar Nunca digas nunca jamás, la cual no es reconocida oficialmente por los fanáticos bondianos. Su sucesor fue George Lanzenby, el más desconocido de los actores que lo han interpretado, quien sólo encarnó al espía en una ocasión, en la película Al servicio de Su Majestad (1969). En ella Bond contrae matrimonio y el día de la boda asesinan a su esposa. Le siguió Roger Moore, quien duante 13 años interpretó al agente y realizó siete produccines. Luego vino Timothy Dalton, quien realizó dos pelìculas. Entonces, por cuenta del sida, los realizadores decidieron, para contribuir con las campañas de salud pública, eliminar del libreto la promiscua vida sexual de Bond, quien hasta ese momento seducía una decena de mujeres por película. Pero pasar de donjuán a monógamo afectó seriamente el encanto del personaje. Dalton se negó finalmente a seguir recorriendo el mundo protagonizando aventuras de espionaje. Los fanáticos seguidores del 007 nunca estuvieron satisfechos con su caracterización.

EL AGENTE IDEAL

Y es que encontrar al perfecto 007 no ha sido tarea fácil. A comienzos de la década de los 60 la búsqueda de un actor que interpretara al superagente inglés "con licencia para matar" demoró casi un año. En aquel entonces los candidatos para filmar Doctor No fueron Cary Grant, David Niven, Trevor Howard, Roger Moore y Sean Connery. La elección fue fruto de la falta de fondos: la productora no tenía el dinero suficiente para contratar a Cary Grant, quien era, en opinión de Fleming, el 007 ideal. Entonces la mejor opción fue Connery, un atlético y atractivo actor de 35 años, quien contaba además con la edad del personaje que fue descrito por primera vez por Fleming en la novela Casino Royal. Después de la primera película Connery empezó a quedarse calvo y en las siguientes películas tuvo que utilizar peluca. Pero con él nació el mito. Se estima que en estos 32 años Eon Productions ha ganado, por cuenta del agente 007, la suma de 1.000 millones de dólares.

De cualquier forma, la verdad es que James Bond es un personaje prácticamente desconocido para los adolescentes de hoy. Si bien tuvo dos décadas de gloria, no será muy sencillo revivir a un ser que nació en 1962. Además, porque en el cine actual los héroes -Batman, Indiana Jones, etc.- no sobreviven mucho tiempo. Y porque, si bien las películas de Bond están saturadas de tecnología inverosímil, frente a los efectos especiales de la Guerra de las Galaxias sus aventuras no resultan muy apasionantes para los jóvenes. Para ellos James Bond es tan anticuado como lo fue Sherlock Holmes para sus padres.

EL PAPEL DE SU VIDA
PARA PIERCE Brosnan interpretar el papel de James Bond es quizás la mejor oportunidad de su carrera artística. Este actor irlandés, que se inició en el teatro londinense -primero como ayudante en el Teatro Real de York, hasta que fue seleccionado para actuar en el estreno de la obra Red Devil Battery Sing, de Tenesse Williams- decidió, por razones económicas, retirarse de las tablas para iniciar una carrera en el cine y en la televisión. Luego de varios años de trabajo anónimo, su primer éxito a nivel internacional fue la serie Remington Steele, en la que parecía tener que quedarse de por vida. En momentos en que su nombre fue nominado para el papel, Brosnan sufrió la muerte por cáncer de su esposa durante 17 años, Cassandra Harris, con quien tuvo tres hijos. Hoy es uno de los hombres más cotizados de Hollywood.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.