Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 1/2/2016 10:00:00 AM

“Pensaba que era un secuestro”, dijo James a la policía española

El jugador fue perseguido por policías a más de 200 km/h y no se detuvo hasta que llegó a la sede del Real Madrid. Ahora podría enfrentar graves cargos.

La llegada de James al primer entrenamiento del año tuvo mucha acción. El futbolista llegó perseguido por un carro de la Policía que venía tras él a más de 200 kilómetros por hora, el doble de la velocidad permitida en la autopista M-40.

Agentes lo siguieron por más de 5 kilómetros que lo llamaron a orillarse, pero el jugador no detuvo su Audi R8 hasta que llegó a Valdebebas, la sede deportiva del Real Madrid. (Ver: James comienza el año perseguido por la Policía)

“Deténgase a la derecha, deténgase a la derecha”, repetían desde el altoparlante los policías. Y al llegar a la sede, se escucha a un policía decirle: “¡Le íbamos persiguiendo a 200 km/h por la M-40!”.

Pero lo más llamativo del caso vino después, cuando el jugador explicó lo sucedido a las autoridades. En su primera versión dijo que tenía prisa porque no quería llegar tarde al entrenamiento, que no había visto el carro de la policía y que no había escuchado el sonido de la sirena ni los llamados del megáfono porque tenía el volumen de la música muy alto. Enseguida agregó una segunda excusa más sorpresiva: “Pensaba que era un secuestro”.

El volante explicó que estaba nervioso porque el carro de la policía no tenía placas y que esa modalidad de secuestro ocurría en Colombia, según informa El Mundo de España.

Ahora, el futbolista podría ser acusado ante la Delegación de Gobierno de un delito de desobediencia grave y le podrían retirar o suspender el permiso de conducir.

La falta del mediocampista colombiano podría dejarlo hasta un año sin poder conducir. Así lo plantea la legislación española, que castiga con la suspensión de la licencia por un lapso de entre seis y 12 meses a los conductores que incurran en este tipo de irregularidades.

Además, estaría obligado a cancelar una multa cuyo valor no ha sido establecido aún. De momento, James ha sido denunciado por exceso de velocidad, conducción temeraria y desobediencia a la autoridad, por lo que tendría que ser juzgado próximamente por un juez ibérico.

Sin duda, no fue el mejor comienzo de año para el 10.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1825

PORTADA

Venezuela: la calle contra el dictador

Un trino de Santos indigna a Maduro y él amenaza con revelar los secretos del proceso de paz. Invocar el anti-colombianismo no cambia el hecho de que la crisis venezolana está llegando a un punto de inflexión.