Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 4/11/2015 10:00:00 AM

Jay-Z, el rapero desafiante

El cantante lanzó Tidal, un servicio de música que apunta a competirle a Spotify. Aunque no es seguro que arrase como pretende.

Ahora están escribiendo la historia por nosotros. Y necesitamos hacerlo nosotros mismos”, aseguró Shawn Corey Carter, conocido como Jay-Z, en el lanzamiento de Tidal, su servicio de música por streaming. El rapero más rico del mundo afirmó que las disqueras habían temido ese momento por años. El neoyorquino de 45 años y Alicia Keys, que lo siguió en el escenario y citó a Friedrich Nietzsche y a Jimi Hendrix, hicieron parecer con su grandilocuencia que estuvieran lanzando la música misma. Otros artistas de fama internacional se presentaron para validar la iniciativa: Madonna, Beyoncé, Rihanna, Kanye West, Arcade Fire, Calvin Harris (vía internet), entre otros. Todos socios de Tidal, todos muy ricos.

Jay-Z es la verdadera locomotora de ese convoy de estrellas. Su bandera es instaurar un orden en la industria musical que recompense mejor al artista por su trabajo, lo haga parte del negocio y entregue al consumidor la mayor calidad y el mejor catálogo posible. Detrás de esa intención está el rechazo al reinado actual de Spotify, un servicio de streaming que tienen actualmente 15 millones de usuarios pagos en el mundo. En ello influye que este sistema ha sido muy criticado porque según algunos artistas, como la actual reina del pop Taylor Swift, no les paga lo justo por su trabajo. Taylor retiró toda su producción de Spotify y la hizo disponible en Tidal. Aunque, sorprendentemente, dejó por fuera su nuevo disco, lo que podría implicar que aún no está totalmente convencida de su decisión.

Tidal puede ser un acto altruista de Jay-Z con la música o simplemente otra de sus maniobras financieras. Pues a pesar de la inspirada presentación no se habló de las regalías que recibirán los músicos, o qué tan dueños serán del negocio. Y el punto de ‘ser más justos con el artista’ quedó por confirmar.

Desde el punto de vista técnico no hay discusión. El audio de Spotify, de 320 kbps, equivalente a MP3 de calidad óptima, palidece frente al de Tidal, que ofrece la de un CD. Pero no todo el mundo usa aparatos móviles tan sofisticados como para que la diferencia sea notoria, y el costo es considerable. Tidal no tiene versión gratuita. Por 20 dólares mensuales se accede a la calidad de CD y por 10 dólares a una igual a la de Spotify. Esta última, a cambio de publicidad, es completamente gratis, salvo en un servicio premium, que tiene un valor definido por la economía de cada país, pero en todo caso está alrededor de 10 dólares. Todo lo cual significa que el riesgo para Jay-Z y su modelo es alto.

Pero el rapero-empresario sabe que nada es seguro en el mundo de los negocios, pues trascendió su faceta de superestrella musical hace años. A través de su empresa Roc Nation diversifica sus ingresos. Ha diseñado ropa, compró la marca de champañas Armand de Brignac, compró parte de un equipo de baloncesto profesional y lo llevó a su Brooklyn natal, donde impulsó la construcción de un estadio. Luego vendió su parte en el equipo para poder, legalmente, crear Roc Nation Sports, y sumergirse en el lucrativo negocio de la representación de atletas. Pero dejó varios locales en el estadio que le representan ingresos constantes. Ha facturado y lo seguirá haciendo.

Por eso no sorprende que haya desembolsado 56 millones de dólares para comprar Aspiro, la compañía madre de Tidal, un servicio que llegó a Estados Unidos a finales de 2014. Desde esa plataforma monta su revolución musical por internet. Pero persisten las dudas sobre el éxito de este producto de lujo. Al fin y al cabo, 20 dólares al mes no apoyan propiamente el eslógan que regaron por la red social Twitter: #TIDALforALL, que traduce ‘Tidal para todos’. Además, en el futuro cercano se espera la llegada a ese mercado de varias marcas, entre ellas nada menos que Apple, lo cual hace que el panorama sea, por lo menos, complicado.

Tidal, en español, significa marea gigante y si alguien ha demostrado enfrentar fenómenos como estos sin perder el rumbo o un peso es Jay-Z. Pero nada garantiza que tenga éxito, así esté rodeado de una verdadera constelación de estrellas.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

TEMAS RELACIONADOS

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.