Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 9/14/1992 12:00:00 AM

JFK II PARTE

El mejor partido de los Estados Unidos se casa y no descarta la posibilidad de entrar en la política.

PARA TODA PERsona mayor de 30 años es casi como si se le casara un hijo.
Porque todo aquel que en 1693 vió al niño que ese día cumplía tres años despidiendo con un saludo militar el cadaver de su padre asesinado el presidente John F. Kennedy no puede evitar evocar esa imagen sin sentir algo muy parecido a un sentimiento filial. A partir de ese día, John-John se convirtió en el único "niño público" que sin ser miembro de la realeza, obtuvo una persistente atención de la prensa mundial en todas las etapas de su vida. Y a pesar de que su madre, Jackeline Kennedy, demos una especial tenacidad por protegerlos a él y a su hermana del asedio publico, la metamorfosis del único hijo del presidente desaparecido, desde la infancia hasta la madurez, fué registrado paso a paso como solo ha sucedido con el príncipe Carlos o con las princesas de Mónaco. Desde los primeros años en los que fué acogido por sus tíos y primos, pasando por la condición de hijastro del armador griego, Aristóteles Onassis, hasta su no muy lejana graduación como abogado, la vida de John F. Kennedy Jr. ha sido para la gente una rara curiosidad sustentada en la nostalgia. Más aún cuando tuvo una espléndida salida de la adolescencia y se convirtó según la revista People en el hombre mas sexy del mundo.
Ahora cuando está a punto de cumplir 32 años, John Kennedy decidió dar un paso trascendental: casarse.
Fieles a la tradición de mantener a la prensa a raya, la familia no ha adelantado detalles pero sí ha aceptado que la novia es la modelo Julie Parker con quien los paparazzi lo habían sorprendido en varias oportunidades. Con la noticia, la larga relación que habia sostenido con la actríz Darryl Hanna pasa a la historia y un nuevo rostro entra a la galería de la familia más famosa de la historia de los Estados Unidos.
Por lo mismo, la boda de este "príncipe heredero" ha despertado las esperanzas de los aficionados a creer que John-John se va a dedicar a la política, volverá a darle a Norteamérica un héroe en quien pensar y reivindicará el golpeado nombre de la familia.
Por las razones que sea sobreprotección materna, trauma por el asesinado, conciencia del interes público, etc el hijo de Kennedy resultó un mal estudiante que en épocas de la isla de Skorpio se inclinaba más por la vida de farándula que llevaba Onassis. Eso lo llevó apensar en ser actor y si no hubiera sido por la irreductible posición de Jackie frente al tema, quizas lo hubiera sido.
Terminó estudiando derecho para complacer a la familia, pero el bumerang hizo su camino de regreso cuando falló dos veces en el intento de pasar el examen que lo acreditaba como abogado en ejericio. Finalmente logró pasarlo para empezar una carrera que hasta ahora no ha sido especialmente sobresaliente. Esto sumado al desprestigio que ha sufrido el apellido por cuenta de los tragos de Ted, el juicio por violación a William Smith y la anterior muerte por sobredosis de una de los hijos de Robert, no hacían del panorama especialmente el más prometedor.
Sin embargo los que tienen en conserva la idea de verlo un día desempeñando el papel que jugara en otro tiempo su padre, evocan un antecedente concreto: la Convención Demócrata de 1988. Ese día el hijo de la leyenda se plantó frente a la inmensa audiencia tanto presente como televisada que acostumbran a tener las convenciones y electrizó a todo el mundo. De alguna manera era la figura nostálgica del padre pero en versión moderna y mejorada:
bello, joven, rico, sonriente y con buen humor. El sueño del hombre americano, lo cual prendió las antenas de mas de un experto en mercadeo político.
Desde que Ronald Reagan demostró que en los Estados Unidos importa mas la forma que el fondo y el manejo que de ella den los medios de comunicaciones, las limitaciones intelectuales de los pretendientes a la presidencia pueden ser consideradas menos graves. Y si, por el contrario, los requisitos son buena apariencia y capacidad unificadora, John F. Kennedy Jr. resultaria imbatible.
El, por su parte, asegura que no va a cerrar ninguna puerta y que en todo caso "en una familia en donde todos son panaderos..." Por ahora va a dar un paso que para los trabajadores de imagen es fundamental: escoger la esposa apropiada. En este caso con mayor raz, pues sí John espera reemplazar al papa, su esposa tendrá que ponerse a la altura de Jackie. Y con ella viva, que no es cualquier cosa, pues hoy es considerada por los norteamericanos como una madre ejemplar, quien logró proteger a sus dos hijos de la tragedia y de la fama para hacer dos seres emocionalmente estables.
Habrá que ver que rumbo toma el Camelot Segunda Parte, pero aún es pronto para vaticinar, pues hasta ahora el rey se casa y no ha logrado ganar su primer litigio.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1829

PORTADA

Gran encuesta presidencial

Vargas Lleras arranca fuerte, Petro está estancado, Fajardo tiene cómo crecer y los partidos tradicionales andan rezagados. Entre los uribistas, Ramos se ve fuerte. Y Santos tiene 35 por ciento de aceptación. Gran encuesta de Invamer para Caracol Televisión, Blu Radio y SEMANA.