Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 10/26/1998 12:00:00 AM

LA AMANTE

Hace un año los ingleses reclamaron a la reina Isabel su actitud fría ante la muerte de la princesa Diana. La semana pasada sus súbditos pudieron detectar la misma actitud distante y dura con su ex nuera Sarah Ferguson, cuya madre falleció en un aparatoso accidente de tránsito cerca de Buenos Aires. Lo que muchos no saben es que la reina tiene buenas razones para su frialdad. Aunque ya está acostumbrada a las eternas conquistas amorosas de su marido, el príncipe Felipe, uno de los affairs que nunca pudo perdonarle fue el que sostuvo en la década de los 70 con Susan Barrantes, la fallecida madre de Fergie. Pese a que una década después el príncipe consorte y la Barrantes pasaron de ser fogosos amantes a amables consuegros, la reina nunca olvidó ese desliz de su marido.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.