Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 7/17/2015 6:20:00 PM

La desgracia de ser actriz porno

Bree Olson, actriz retirada de la industria para adultos, escribió una carta en la que advierte lo desconsolador que es este mundo.

Su nombre real es Rachel Marie Oberlin, pero en la industria se llama Bree Olson. Tiene 28 años. Cuando entró a la industria tenía 19 y estaba estudiando medicina pero pronto sus notas cayeron tanto que dejó la universidad y se dedicó de lleno a la pornografía.

Hizo cerca de 280 videos porno entre el 2006 y el 2011. Ese mismo año empezó una relación con Charlie Sheen y en una entrevista aseguro que “mientras estuviera con Charlie se retiraba de la industria”.

Bree no es una actriz cualquiera: fue ‘mascota’ de la revista Penthouse en el 2008 y en el 2010 estuvo en el top 12 de actrices porno que hace la revista Maxim.

No se sabe bien qué la motivó a hacerlo pero esta semana publicó una carta en su cuenta de Twitter en la que da consejos y le habla de su experiencia a las jóvenes que piensan en entrar a la industria.

“A todas las jóvenes que están pensando en hacer porno: no encontré a Jesús, no odio el porno.  No tuve ninguna mala experiencia, pero confíen en mí cuando les digo que no entren a la industria”.

La mirada que tiene Bree de la industria no es la común. No fue maltratada ni lo hizo por necesidades económicas extremas. Pero el resultado fue el mismo.

“Cuando haces porno automáticamente te conviertes en una parte segregada de la sociedad que está sentenciada al prejuicio sin el apoyo de activistas que velen por los derechos humanos”.

“El porno en sí no es malo, lo malo es cómo las personas te tratan por el hecho de hacerlo”, señala.

La actriz les sugiere a las jóvenes que piensen en cómo se sentirán sus hijos en el futuro cuando sus amigos les hagan burlas de que sus madres fueron actrices triple equis. “¿Quieren que los amigos de sus hijos los molesten y sus padres no los dejen ir a dormir a sus casas porque piensan que va a ver una especie de circo del porno?”.

Ella misma se pone como ejemplo de la estigmatización que ya es natural hacia las mujeres que hacen este trabajo. “Hasta yo me siento culpable al pensar que algo tuvo que estar mal con una mujer para que entrara a la industria”, reconoció.

La rubia concluye la carta comparando este mundo con el de los hombres que se dedican a esta industria: “la sociedad va a celebrar a los hombres ‘diciéndoles’ que tienen un pene grande y mucha estamina”. Todo lo contrario a la reacción que se tiene frente a las mujeres, que siempre serán condenadas.

Lea aquí la carta original



¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

TEMAS RELACIONADOS

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.