Miércoles, 18 de enero de 2017

| 1991/03/11 00:00

LA DISTANCIA ENTRE LOS DOS...

Ya es oficial: el príncipe Carlos y lady Diana aceptaron una separación de hecho aunque nunca podrán divorciarse.

LA DISTANCIA ENTRE LOS DOS...

Verlos separados no es ninguna novedad. Hace tiempo ya que el príncipe Carlos y la princesa Diana -quienes este mes cumplen 10 años de casados a duras penas se saludan en las ceremonias oficiales. Lo que es nuevo es que la tensa situación del matrimonio del heredero de la Corona, ha evolucionado hasta llegar a una separación de hecho que el Palacio de Buckingham ya no niega y los súbditos empiezan a asumir sin escándalo.

Cuando empezó a ser evidente la distancia entre los príncipes de Gales y en sus presentaciones públicas aparecían acompañados de amigos, familiares, guardaespaldas, niños, todo, menos el consorte, el Palacio sacaba un lacónico comunicado tratando infructuosamente de culpar a las cargadas agendas de cada uno, por la no comparecencia del ausente. Pero hoy, cuando Carlos y Diana pasaron de la obligada compostura real a la velada agresividad y luego a la indiferencia total, blanco es, gallina,lo pone y ya nadie se toma el trabajo de redactar un comunicado. Y aunque la evidente separación de los herederos de la Corona frustra las ilusiones románticas de los británicos, la absoluta imposibilidad de mencionar la palabra divorcio en este caso, ha llevado a que los vasallos reales la acepten resignados.

Hace 10 años, cuando la reina Isabel echó la casa por la ventana para mostrarle al mundo el boato de que era capaz su corte cuando de casar al heredero se trataba, el mundo soltó un emocionado suspiro viendo por televisión a la tímida Diana y al sofisticado Carlos compartir carroza. Hoy, de la timidez de Diana sólo queda una sonrisa maligna y de la sofisticación de Carlos una aburrición infinita. Y las

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.