Sábado, 10 de diciembre de 2016

| 2006/02/12 00:00

La gran aventura

El antropólogo y arqueólogo Álvaro Soto, descubridor de Ciudad Perdida en 1976, no se cansa de maravillarse con las inagotables riquezas de Suramérica.

La gran aventura

Durante nueve meses recorrió, junto a Álvaro, su hijo y piloto, y la fotógrafa Milena Mejía, por tierra, agua y aire, los países de esta región, en una expedición científica cuyo objetivo era explorar su integración fluvial y social. El viaje partió desde Bogotá, los llevó hasta la Patagonia, les permitió recorrer los ríos de la cuenca amazónica y conocer de cerca el estado actual de los mapuches, grupo indígena de Chile; los guaraní de las selvas de la Amazonia; los aymara, en Bolivia, y los quechuas en Perú. En este país, Soto también estudió la monumental ciudad de Kuelap, de los indios chachapoyas, que está en proceso de ser investigada. "Suramérica estuvo integrada en el pasado y lo sigue estando porque los indígenas traspasan las fronteras en su aspecto social y cultural", afirma. Con el material obtenido, además de documentales, publicará el libro La cruz del sur, título inspirado en la constelación que siguen como punto de referencia las etnias de estas regiones.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.