Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 1/14/2016 7:13:00 PM

La historia de la sinfónica que cerrará el festival de Cartagena

La Orquesta Sinfónica Juvenil de la Red de Escuelas de Música de Medellín cierra la programación del Cartagena Diez Festival Internacional de Música.

El concierto de cierre del Cartagena 10 Festival Internacional de Música no estará a cargo de una orquesta reconocida o laureda por la crítica internacional. En esta ocasión, esta responsabilidad recaerá en la Orquesta Sinfónica Juvenil de la Red de Escuelas de Música de Medellín, integrada por niños y jóvenes de todas las comunas de Medellín que forman parte de este programa.

Este trascendental concierto en la historia de este proyecto estará bajo la batuta de Maxim Vengerov, uno de los mejores violinistas del mundo y quien además se desempeña como director de orquesta (ver recuadros).

La Red de Escuelas de Música de Medellín es un programa que la Alcaldía de esa ciudad creó en 1996. Comenzó con seis escuelas en distintos sectores de la ciudad, y a partir de entonces ha ampliado su cobertura. Desde hace poco más de diez años el proyecto lo opera la Universidad de Antioquia. Hoy cuenta con 27 escuelas musicales y trabaja en distintos sectores de la ciudad.

La red les ofrece  a  los niños y jóvenes de la ciudad formación en música a través de tres ciclos de formación, en los que los niños se familiarizan con el lenguaje musical, luego aprenden a tocar algún instrumento y, por último, los que se mantienen en el programa entran a formar parte de bandas, orquestas  grupos de cámara y coros. En la actualidad la Red cuenta con 11 agrupaciones, entre orquestas, bandas, coros, ensambles y semilleros.

El objetivo del programa no es crear una academia ni formar músicos en el sentido ortodoxo. Su meta no es producir músicos profesionales. Su principal objetivo es utilizar la práctica de la música como una herramienta de inclusión social.

Para la Orquesta Sinfónica de la Red presentarse en Cartagena es la confirmación de muchas de las aspiraciones que ha tenido el programa desde que se fundó, pero también plantea una contradicción,. Así lo explica Ana Cecilia Restrepo, directora general de la Red de Escuelas de Música de la capital paisa: “Aunque la finalidad de la orquesta es más social que musical, es más que lógico que para cualquier intérprete que esté comprometido con un proyecto musical, el sueño es llegar a tocar con un músico de las calidades de Maxim Vengerov, y hacerlo en un evento de tan alto nivel como el festival de Cartagena”.

No deja de ser un gran reto. Esta orquesta, al menos en esta etapa, es muy joven puesto que nació en 2010. Además, como señala Ana Cecilia Restrepo, la Red de Escuelas de Música de Medellín es un programa que no cuenta todavía con las condiciones idóneas para formar músicos de excelencia y carece de espacios e instrumentos musicales adecuados.

Pero toda esa energía canalizada para hacer posible una presentación sobresaliente en Cartagena ha generado algo así como un milagro. Los músicos y quienes los rodean están emocionados. Como señala Ana Cecilia Restrepo, ellos están empeñados en mostrarle a Maxim Vengerov, a Cartagena, que en una ciudad como Medellín, atravesada por tantos conflictos sociales y tanta adversidad, sea posible que se forme una orquesta que represente a todos los sectores de la ciudad, tanto geográficos como sociales. Y que en un momento determinado, la orquesta logre salirse del esquema para el que fue creado y logre participar en un evento de óptima calidad, como lo es el festival de Cartagena.

Como señala Ana Cecilia Restrepo, de los alrededor de 4.600 niños y jóvenes que pasan cada año por la red, a lo sumo un 5 por ciento quisiera ser músico.

Pero esta cifra es muy diferente cuando se mira la Orquesta Sinfónica Juvenil, en la que un 80 por ciento de sus integrantes ya han incursionado en estudios musicales y consideran la música como una opción de vid y no un simple pasatiempo o un complemento para su formación integral como ciudadanos. “Para ellos es impactante esta presentación, en sustocar con Vengerov será un antes y un después en sus vidas”, dice Ana Cecilia Restrepo.

Una de ellas es, sin duda, diversificar las miradas de un proyecto social que ha adquirido un alto vuelo artístico. “El gran interrogante de la Red ha sido ese dilema. Cómo articular el norte social del proyecto con los intereses de la ciudad”, señala Ana Cecilia Restrepo. Intereses que, en el campo concreto de la llamada música clásica, son bastante concretos. No debe olvidarse que Medellín cuenta con dos orquestas sinfónicas profesionales, existen varios proyectos orquestales juveniles  y cinco de sus universidades ofrecen programas de música.

Pero no es sólo la orquesta sinfónica juvenil. Otras agrupaciones de la Red están tomando mucho vuelo. Por ejemplo, el grupo de tango grabó dos discos año pasado.

Sin duda, el concierto de este sábado en el Auditorio Getsemaní, del Centro de Convenciones, será la mejor manera de iniciar la celebración de los 20 años de existencia de la Red de Escuelas de Música de Medellín.
 
Quien es Vengerov

Maxim Vengerov es un violinista ruso quie nació en 1974 en Novosibirsk, en el corazón de Siberia. Desde muy niño mostró aptitudes excepcionales. Presentó su primer recital a los cinco años de edad y ganó el Primer Puesto en la Competencia Wieniawski para Menores cuando tenía apenas diez años.

En 1987 abandonó la Unión Soviética y se estableció en Gran Bretaña. Vengerov ha ganado varios premios, entre ellos: Artista joven del año de Gramophone en 1994; Álbum del año de Gramophone; nominaciones al Grammy por Álbum clásico del año y Mejor solista instrumental con orquesta en 1996; el Premio Edison por Mejor grabación de concierto en 1997; Artista del año de Gramophone en 2002; el Premio Edison y el Grammy en 2004 por Mejor presentación como solista instrumental con orquesta.

En 2007 abandonó el violín para aprender a dirigir orquestas y retomó el instrumento en 2011. Además de grabar y ofrecer recitales, a Vengerov le apasiona trabajar con jóvenes a quienes les dicta cursos magistrales, como lo hizo ha hecho en el Cartagena Diez Festival Internacional de Música.

El recital


El concierto que ofrecerá la Orquesta Sinfónica Juvenil de la Red de Escuelas de Medellín se llevará a cabo el sábado 16 de enero a las 7 p. m., en el Auditorio Getsemaní.

En la primera parte del concierto interpretarán el Concierto para Violín y Orquesta en Re Mayor de Ludwig van Beethoven. Maxim Vengerov será el solista y la dirección estará a cargo de Juan Pablo Noreña.

En la segunda parte del concierto Vengerov tomará la batuta para dirigir la Sinfonía No. 9 en Mi menor de Anton Dvorak, conocida como Sinfonía del Nuevo Mundo. 
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1850

PORTADA

El hombre de las tulas

SEMANA revela la historia del misterioso personaje que movía la plata en efectivo para pagar sobornos, en el peor escándalo de la Justicia en Colombia.