Sábado, 10 de diciembre de 2016

| 1991/08/12 00:00

La jaula de oro

Segura pero sola, Diana llega a los 30.

La jaula de oro

DIANA SPENCER cumple este mes 30 años y las miles de fotografías que han dado la vuelta al mundo por cuenta del aniversario, permiten ver a una mujer que dejó atrás a la tímida y voluntariosa jovencita que subió al altar hace 10 años del brazo del heredero de la Corona británica.
La cara de aburrimiento, las miradas cínicas y la rabia contenida de otros años, han sido reemplazadas por una sonrisa que carga experiencia, control y cancha. Los manueles dirían: maduró, Y de pronto un poco a la fuerza, pues de ser una niña anónima que enseñaba a pintar en una guardería, pasó en muy corto lapso a saciar la curiosidad mundial amarrada permanentemente a un flash de fotografía. Y a pesar de que al comienzo la reina Isabel no podía evitar lanzarle miradas de reproche por el rabillo del ojo, la princesa Diana resultó todo un éxito que volvió a poner luz sobre la corte británica y se convirtió en el prototipo de la realeza mejorada. Aun sin corona, con Diana los ingleses tienen reina para rato.
Lo que no parece tan claro es que ella esté tan feliz con su vida como sus súbditos están con ella. El salto al estrellato, sin duda, ha tenido un costo.
El cuento de hadas que quisieron pintar para su boda hubiera pasado incólume a la historia, si no reposara en los archivos de la prensa británica la respuesta que ofreció el príncipe Carlos cuando, unos días antes de la boda, algun periodista le preguntó sobre sus sentimientos hacia Diana:

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.