Miércoles, 7 de diciembre de 2016

| 2001/02/26 00:00

La mala hora de Liza

La mala hora de Liza

Atras quedaron sus gloriosos dias en Broadway cuando miles de espectadores se deleitaban con su voz al escucharla cantar New York, New York. De la exitosa Liza Minelli queda muy poco: su estado físico es realmente crítico, no sólo tiene la cadera completamente desgastada sino que además ha engordado considerablemente, lo cual le impide dar más de unos pocos pasos. Ahora ha cambiado el movimiento de sus pies por el de las ruedas de una silla para inválidos. Como si lo anterior fuera poco, una encefalitis viral se opuso a que en octubre del año pasado fuera operada de la cadera. A esta lista de desgracias se suma su inminente quiebra, pues desde el 27 de abril no ha podido trabajar. Aun así Liza quiere otra oportunidad y ha asegurado a los medios que tiene esperanzas de recuperarse pero la depresión y la nostalgia se reflejan en su rostro.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.