Jueves, 8 de diciembre de 2016

| 1995/07/17 00:00

LA MALDICION DE SUPERMAN

El accidente de Christopher Reeve es apenas la última de una larga lista de tragedias sufridas por quienes han protagonizado al superhéroe de las tiras cómicas.

LA MALDICION DE SUPERMAN

UN SINO TRAgico parece ensañarse en quienes han estado involucrados con el famoso superhéroe de Metrópolis. La última víctima ha sido Christopher Reeve, quien interpretó a Supermán en cuatro películas entre 1978 y 1987. El pasado 27 de mayo el actor se fracturó dos vértebras cervicales al caer de su caballo durante una competencia hípica, y los médicos dudan de que algún día vuelva a caminar.
Pero este accidente que tiene a Christopher Reeve, de 42 años, conectado a un respirador para sobrevivir es solo uno mas en la larga lista de muertes y desastres que han rodeado al Hombre de Acero. Sus mismos creadores, Jerry Siegel y Joe Shuster, quienes le dieron vida en 1938, fueron los primeros en sufrir la mala suerte cuando vendieron los derechos por tan solo 165 dólares, sin percatarse de que su personaje animado sería uno de los héroes más famosos de este siglo.
Pero es el cruel destino de los actores que han protagonizado en el cine y la televisión la historia del superhéroe de Metrópolis lo que ahora alimenta la leyenda de una maldición.
La saga de muertes y desastres se inició con Kirk Alyn, quien interpretó el papel de Supermán en el seriado de los años 40. Poco después el actor recibió el terrible diagnóstico de padecer la enfermedad de Alzheimer. En esta racha maldita le siguió Georges Reeves, el actor que llevó a Supermán al cine en 1951 y después lo interpretó en televisión por seis años. Reeves se suicidó con un disparo en la cabeza, después de la fuerte depresión que sufrió al verse profesionalmente encasillado en ese papel.
Pero la tragedia no se detuvo ahí. En 1990, la actriz Margoth Kidder, quien hizo el papel de Luisa Lane en las taquilleras versiones del cine de los años 70 y 80, vive hoy reducida a una silla de ruedas luego de salir disparada de un auto a gran velocidad, durante una filmación, accidente en el cual -como Reeve- se fracturó la espina dorsal.

EL SINO DE LOS SUPERHEROES
La maldición sobre aquellos que se han atrevido a vestir el famoso traje de capa no se reduce sin embargo a Supermán, sino que parece extenderse a los demás superhéroes de la fantasía. Otros actores que los han interpretado en la pantalla hacen parte de esta trágica lista. Entre ellos se cuentan el actor Bill Bixby, quien interpretó al Hombre Increíble y que murió recientemente de cáncer. Brandon Lee, el joven hijo de la estrella Bruce Lee, hace un tiempo fue herido de muerte accidentalmente en el escenario donde se filmaba The Crow.
Antes de ellos, otros actores han caído en fuertes depresiones después de haber alimentado la fantasía de los espectadores como personajes invencibles. Se recuerda el caso de Adam West, quien interpretó a Batman en la serie de televisión de los años 1966 a 1968, y que también encontró muy difícil superar el sino de ser encasillado en el personaje. El único trabajo que encontró después para ganarse la vida fue servir de cañón humano en un circo. Pero si eso le sucedió al Hombre Murciélago, otro tanto le pasó a su fiel compañero Robin. Burt Ward, el joven actor que interpretó el papel de Robin en la serie de televisión, admitió recientemente en su biografía -titulada 'El Joven Maravilla,- que una vez terminada la filmación de la serie cayó en una profunda depresión, ante la incapacidad para encontrar trabajo.
Pero en esta historia de tragedias hay más coincidencias. Pocos días antes del accidente de Reeve, la cadena HBO estrenó en Estados Unidos la película de televisión Above Suspicion, en la cual el actor interpreta el papel de un detective que queda paralítico luego de recibir un tiro en la columna vertebral. Como una premonición, el mismo Reeve afirmó, luego de visitar un hospital de inválidos para prepararse para su papel, "Me doy cuenta qué tan fácilmente la vida de una persona puede cambiar en un instante. Dios, esto puede sucederle a cualquiera". Las imágenes de Christopher Reeve en una silla de ruedas han producido una extraña sensación en los espectadores.
La mala suerte del actor ha alimentado la imaginación de sus seguidores, quienes parecen incapaces de hacer una distinción entre el actor y el personaje. "Se está muriendo Supermán", fue el titular que le dio la vuelta al mundo. Desde que el propio protagonista de la famosa tira cómica fuera asesinado, a fines de 1992, en un intento por aumentar el índice de ventas, cuando DC Comics decidió que al superhéroe le había llegado la hora y lo estrelló contra un monstruoso supervillano llamado Doomsday, Supermán ha estado en peligro de muerte. Si bien lo revivieron pronto, con un nuevo y sexy corte de cabello, los expertos dicen que Supermán aún permanece en la cuerda floja, en vista de la creciente popularidad de los otros superhéroes. Y no faltan quienes crean que el accidente es una señal del principio del fin del Hombre de Acero como personaje fantástico.
Aunque para muchos también es cierto que habrá pocos actores que puedan rechazar la oportunidad de interpretarlo o de aparecer a su lado, la verdad es que después de ver el coincidencial historial del sino trágico de los protagonistas, ya nadie parece dudar de la maldición de Supermán.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.