Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 11/4/2006 12:00:00 AM

La maldición del Oscar

Reese Witherspoon, la ganadora del Oscar a mejor actriz en 2006 por la película Johnny y June: Pasión y locura, se separó de su esposo, el también actor Ryan Phillippe, después de un matrimonio de seis años.

Reese Witherspoon, la ganadora del Oscar a mejor actriz en 2006 por la película Johnny y June: Pasión y locura, se separó de su esposo, el también actor Ryan Phillippe, después de un matrimonio de seis años. Ella se convierte así en la sexta víctima de lo que ya se conoce como la maldición del Oscar, pues en la última década cinco de las actrices que han recibido este preciado galardón terminaron sus relaciones de pareja poco tiempo después. Hilary Swank, la dos veces ganadora del Oscar, se divorció de su esposo Chad Lowe a principio de este año. El matrimonio de la ganadora en 2002, Halle Berry con el cantante Eric Benet también acabó poco después de recibir la estatuilla y de que ella le agradeciera durante la entrega diciendo que él era "la alegría en su vida". Julia Roberts ganó en 2001 y en ese entonces llevaba una larga relación con el actor Benjamin Pratt, a quien abandonó para casarse con Daniel Moder unos cuantos meses después. Gwyneth Paltrow, quien se llevó el premio por Shakespeare enamorado, también concluyó su noviazgo con Ben Affleck. La actriz del recordado filme Mejor Imposible, Helen Hunt, se separó de su novio, el actor Hank Azaria, su enamorado desde hacía mucho tiempo.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.