Jueves, 8 de diciembre de 2016

| 2003/08/31 00:00

La más bella ha vuelto

Un documental de 'Discovery Channel' sigue los pasos de la expedición que descubrió que una momia olvidada podría ser Nefertiti, reina de Egipto.

Joann Fletcher cree que el odio del pueblo egipcio hacia Nefertiti hizo que casi todos sus rastros se borraran de los registros históricos.

Como una mujer que murió hace más de 3.300 años y de la que prácticamente no se sabe nada despierta tanto interés en la actualidad? Probablemente porque se trata de Nefertiti, la reina egipcia de mítica belleza cuyo nombre significa "la bella ha llegado". Además fue una mujer inusual para su época: no sólo cogobernó con su esposo, el faraón

Akhenatón, sino que a la muerte de éste se convirtió en la regente del pueblo egipcio. Pero su importancia también se debe a su controvertido régimen, en el que quiso imponerle a su pueblo el monoteísmo, ganándose así el odio de sus súbditos, acostumbrados a adorar a múltiples dioses.

Recientemente la arqueóloga británica Joann Fletcher dijo haber identificado la que posiblemente es la momia de Nefertiti. En 1898 el arqueólogo francés Victor Loret había descubierto en el Valle de los Reyes de Luxor, justo detrás de la tumba de Tutankamón, una cámara mortuoria con tres momias sin sarcófagos ni vendas y ninguna inscripción que las identificara. Una de ellas, catalogada desde aquel entonces como "la mujer joven", fue la que despertó el interés de Fletcher. "En 1990, cuando estaba realizando mi doctorado sobre pelucas y cabellos en el Antiguo Egipto, ojeé un catálogo de momias reales egipcias del museo de El Cairo. Me enteré de que existían esas tres momias anónimas y supe que se había hallado una peluca al lado de una de ellas", explicó Fletcher, quien años después pudo estudiar la peluca, que se encontraba en el Museo de El Cairo. Así dedujo que era de estilo nubio, muy popular entre las mujeres de la realeza del período de Amarna, una de cuyas regentes fue Nefertiti.

Gracias a esta y otras pistas Fletcher viajó el año pasado a Egipto en compañía de un equipo de Discovery Channel con la intención de comprobar sus sospechas. La evidencia encontrada fue reveladora y las conclusiones de la expedición serán presentadas el 7 de septiembre en el documental Nefertiti al descubierto. Entre los hallazgos que respaldarían la teoría de Fletcher está el lóbulo doblemente agujereado de la momia, una costumbre que no era común en Egipto pero que se aprecia en los bustos conocidos de Nefertiti y de sus hijas. Otra de las pistas está en la cabeza afeitada de la momia. "Para usar la gran corona azul ceñida a la cabeza que se observa en el famoso busto es muy probable que la reina hubiera tenido que afeitarse el cabello", dice la doctora Fletcher. El equipo también encontró una impresión sobre su frente, probablemente producida por una banda como la que usaban los gobernantes egipcios.

Pero lo que tal vez más les llamó la atención a los investigadores fue el mal estado de la momia: un golpe en su boca, un hueco en su pecho y un brazo arrancado, doblado en pose faraónica y con los dedos como si estuvieran sosteniendo un cetro. Algunas de estas mutilaciones pueden observarse también en algunas imágenes, lo cual fue interpretado por los expertos como el reflejo del odio que suscitaba la monarca entre sus súbditos aún después de muerta.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.