Sábado, 10 de diciembre de 2016

| 1993/08/23 00:00

La nueva ola

En Colombia se están creando verdaderos ídolos de la canción gracias a las millonarias inversiones de la empresa privada.

La nueva ola

SE NECESITARON 20 años para que resurgiera en el país un repertorio de artistas que rescatara la tradición musical que murió a mediados de los 70, cuando terminó la era de "la nueva ola". El reto de este nuevo grupo de cantantes es lograr, ni más ni menos, que las nuevas generaciones de toda América vibren al ritmo de sus canciones.
Hasta hace poco, Colombia no tenía artistas jóvenes que mostrar ni dentro ni fuera del país. Pero eso está a punto de cambiar. Ahora, varios cantantes se preparan para dar un fuerte golpe en el mercado. Carlos Vives, Marcelo Cezán, Shakira, Doble UC, Alejandro Martínez y Poligamia ya no son desconocidos para la juventud colombiana. Pero esto es sólo el primer paso, pues el gran desafío consiste en conquistar al público de todo el continente. Eduardo Paz, manager de los artistas de Sony Music asegura: "La década que pasó fue la de los cantantes mexicanos. La década que viene va a ser de los cantantes colombianos. Mi tarea es la de crear un movimiento musical que se adueñe de los mercados de toda América. Y estoy seguro de lograrlo, pues en Colombia existe el talento necesario para competir con cualquier artista. Voy a crear verdaderos ídolos que llenen el vacío que hasta hoy existía en Colombia. Además la empresa privada lo está dando todo, y por eso estoy seguro de conseguir mi proposito".
Pero lograr esta meta no va ser cosa fácil. Y así lo han entendido las firmas que respaldan a los artistas, pues las cifras invertidas en cada uno de los proyectos no son nada despreciables. La última producción de Carlos Vives, Clásicos de la provincia, respaldada por Sonolux, RCN y Postobón contó con una inversión de 600 millones de pesos. Una inversión que según la casa disquera: "Es la más importante que se ha realizado hasta el momento en la historia artística de Colombia". La grabación de las bases se efectuó en Bogotá y la mezcla definitiva y los coros, se grabaron en estudios de Florida, en Estados Unidos. Además, el lanzamiento incluirá conciertos de promoción, un especial de televisión y el estreno de una campaña publicitaria. Pero el de Vives no es un fenómeno aislado. Marcelo Cezán con Sony Music y Caracol grabará en noviembre su nuevo L.D. en los estudios donde graba Luis Miguel en Los Angeles. La inversión girará alrededor de los lO0 mil dólares. Diez veces más de lo que hasta ahora se venía invirtiendo en cualquier producción nacional. Una suma sorprendente si se tiene en cuenta que Michael Jackson invierte en sus producciones cerca de 150 mil dólares. El contrato que Marcelo firmó con Caracol y Sony Music incluye, además, la realización de un concierto promocional al mes, en cualquier parte del mundo.
Aquí no se detiene, sin embargo, esta carrera para crear ídolos.
Tanto Sony Music y Caracol, como Sonolux, RCN y Postobón, tienen todas las intenciones de promover a sus artistas por fuera de las fronteras nacionales. El disco Nueve semanas y media, de Cezán, circula en más de 10 países latinoamericanos. Y en los ocho meses que lleva en el mercado ha vendido mas de 16 mil copias, todo un logro para un cantante colombiano de baladas rock. Además, el cantante se presentó en Guatemala, Costa Rica y Panamá. Y en agosto piensa iniciar giras para conquistar los mercados mexicano y norteamericano. Con el lanzamiento de su nuevo disco, a principios de 1994, la Sony lo lanzará en todo el continente. De otra parte, Vives está de gira en Ecuador, donde la tenelovela Escalona lo ha convertido en toda una estrella. Vives ha logrado lo que nadie había hecho antes: poner a los ecuatorianos a bailar al son del vallenato. Y las cifras respaldan con creces este fenómeno. El concierto que se celebró en la plaza de toros de Quito, agotó, con una semana de anticipación, las 15 mil localidades disponibles.
Otra de las escogidas para integrar este nido de estrellas es Shakira, la adolescente barranquillera, de 16 años, que representó al país en el Festival de Viña del Mar. Shakira ganó el premio a la artista más popular del certamen. Hace poco lanzó su segundo disco titulado Peligro, y ya está mostrando que tiene la talla de una artista internacional. Su trabajo se escucha hoy en Chile, Argentina, Venezuela y México, y las ventas han superado en total las siete mil copias. Ahora se encuentra montando un show que la lleve a todos estos escenarios. La inversión que Sony Music realizó en la producción del disco, supera los 10 mil dó1ares.
Junto a este grupo, está Doble UC, un conjunto de jóvenes bogotanos que explotan los ritmos pop y tecno. Ellos son otra de las promesas musicales de Sony para el futuro, pero han tenido un comienzo mucho más modesto. La inversión que la firma desembolsó para su primer trabajo, titulado El laberinto, ascendió a cinco mil dólares. Una suma que no alcanzó a cubrir todos los costos de producción por lo que cada miembro del grupo debió aportar una cantidad adicional de dinero. El más reciente de los proyectos de la Sony es Luna Verde, un grupo al estilo de Garibaldi, que canta música bailable, con arreglos del Caribe colombiano al que se le suman tonalidades pop y rock. Está conformado por cuatro jóvenes -entre los cuales figura Carolina Sabino- y comenzará a grabar su primer disco en agosto próximo. Con ellos se busca continuar la búsqueda de nuevos ídolos juveniles. Y para lograrlo esta firma internacional contrató a Eduardo Paz, un experto manager, que trabajaba en los Estados Unidos, y quien es además el responsable del lanzamiento de cantantes de la talla de Manuel Mijares. Por el momento, Paz está dedicado "a descubrir cinco baladistas de Colombia para el mundo".
Los esfuerzos de la empresa privada van más allá de la producción de un disco. También se concentran en crear una imagen que impacte al público. Los cantantes nacionales están recibiendo el apoyo publicitario que en el extranjero se le brinda a las grandes estrellas. La empresa privada descubrió que vale la pena invertir en las nuevas figuras, y las están convirtiendo en el frente de importantes campañas publicitarias, con el objetivo de vender mejor sus productos. Por eso a cada uno se le tienen planeadas apariciones en comerciales y en programas de televisión. Carlos Vives, además de dirigir y presentar el programa "La Tele", firmó un contrato con Postobón para promover la gaseosa Colombiana, como una parte de la enorme inversión que se hizo en su producción musical. Marcelo Cezán está negociando con Bavaria y Avianca para aparecer como su modelo exclusivo. Además presentará un programa de Caracol dedicado a la ecología. Shakira tiene algunos proyectos para protagonizar telenovelas en Colombia y en Venezuela. Caracol tiene también planeado el lanzamiento de un programa musical al estilo del conteo Billboard, que cuente con la conducción del grupo Luna Verde.
Lo cierto es que son muchos los proyectos que buscan crear verdaderos ídolos en un país donde siempre se ha dicho que hay más talento que apoyo. -

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.