Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 6/29/2003 12:00:00 AM

La película de Jessica Lynch

El heroico rescate de la soldado norteamericana Jessica Lynch acabó siendo un montaje del Pentágono.

Asi como podria ser un invento la razón por la cual Estados Unidos se lanzó a la guerra contra Irak -la existencia de armas de destrucción masiva-, también podría serlo la historia más heroica del conflicto: el rescate a sangre y fuego de la soldado norteamericana Jessica Lynch, que se encontraba en manos de los iraquíes.

Durante las primeras semanas de abril los medios de comunicación del mundo entero volcaron su atención en esta joven de 19 años. Y no era para menos. Un video difundido por el Pentágono mostraba cómo un grupo de militares estadounidenses irrumpía en el Hospital Saddam de Nasirya, donde se encontraba Jessica, y en medio de disparos y una que otra detonación se abría paso hasta llegar a ella para ponerla a salvo en un helicóptero. De esta manera estos hombres valerosos habían puesto fin al padecimiento de la joven, que empezó el 23 de marzo cuando su convoy fue emboscado en Bagdad. De acuerdo con las versiones publicadas por la prensa norteamericana la soldado disparó hasta su último cartucho para defenderse a pesar de haber recibido varios impactos de bala y algunas puñaladas. Como si fuera poco, un abogado iraquí llamado Mohammed Odeh Al Rehaief aseguró que mientras él se encontraba en el hospital fue testigo de cómo un guardia vestido todo de negro abofeteó a la joven dos veces y por cuenta de este maltrato decidió avisar a un grupo de marines de la coalición.

La historia parecía digna de una película de Hollywood: una rehén herida casi de muerte, fuego cruzado y un difícil rescate que salvó la vida de la joven. Pero al parecer podría ser sólo esto, un relato de ficción. Un documental de la cadena británica BBC asegura que la realidad fue menos emocionante: Jessica no habría disparado hasta el cansancio, no habría sufrido heridas de bala y tal vez tampoco fue arrancada de las garras de las líneas enemigas por comandos estadounidenses en medio del fuego. De acuerdo con la cadena, las heridas de la soldado Lynch no las provocaron balas ni cuchillos sino los golpes que recibió cuando el camión en el que viajaba se volcó.

Es cierto que Jessica fue capturada y de inmediato llevada al hospital. Según la BBC, una vez las fuerzas de Hussein abandonaron el establecimiento los médicos iraquíes se comunicaron con los estadounidenses para informarles de la situación de la joven, incluso aseguraron que dos días antes de que se llevara a cabo el supuesto rescate la soldado había sido trasladada en una ambulancia hasta donde se encontraban las tropas de la coalición para devolverla a los suyos.

Los galenos cuentan que tuvieron que dar media vuelta y devolverse pues los norteamericanos les dispararon, poniendo en peligro la vida de la que hoy es su heroína. Además afirman que ya habían avisado a Estados Unidos del retiro de las tropas iraquíes y que por eso se sorprendieron cuando los soldados tumbaron las puertas del hospital, a pesar de que les habían ofrecido las llaves, y esposaron a varios médicos y pacientes. Los norteamericanos justificaron tal despliegue de fuerza diciendo que fueron atacados desde los edificios adyacentes al hospital.

Todo parece indicar que las tropas estadounidenses montaron un show con balas de salva para que en el video el rescate se viera más peligroso. Esta aseveración se fundamenta en los testimonios del personal del hospital, que asegura haber encontrado casquillos que no pertenecen a balas convencionales.

Y aunque existen dos testigos clave, las dudas continúan: Mohammed, el abogado iraquí, se niega a conceder entrevistas pero ya firmó un contrato por 300.000 dólares para contar su historia en un libro. Por su parte Jessica asegura no recordar nada de su aventura y aunque lo hiciera no puede dar declaraciones hasta que el Pentágono complete una investigación de los hechos.

Por ahora se está preparando una versión cinematográfica de la historia de Jessica Lynch, pero tal vez su primera película de ficción ya fue filmada.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1829

PORTADA

Gran encuesta presidencial

Vargas Lleras arranca fuerte, Petro está estancado, Fajardo tiene cómo crecer y los partidos tradicionales andan rezagados. Entre los uribistas, Ramos se ve fuerte. Y Santos tiene 35 por ciento de aceptación. Gran encuesta de Invamer para Caracol Televisión, Blu Radio y SEMANA.