Martes, 30 de septiembre de 2014

| 2013/02/14 00:00

La prima de Frida Kahlo le sigue los pasos

Trató de escapar de su sombra pero finalmente decidió plasmar los temas que le interesaban a la pintora mexicana.

Su abuelo fue primo de Wilhelm Kahlo, padre de Frida. Foto: EFE
;
EFE

"Creo que Frida estaría muy interesada en lo que sucede con las mujeres en Ciudad Juárez, y en todo lo que se relacione con inmigración y política en la frontera", dijo Diane Kahlo en entrevista. Su abuelo fue uno de los primos de Wilhelm Kahlo, padre de Frida, considerada una de las más grandes artistas mexicanas de todos los tiempos.

La exposición "Wall of Memories: the Disappeared Women of Juarez", expuesta en varias ciudades del país antes de llegar a Chicago, está compuesta por 100 retratos y 50 símbolos pintados por Diane como tributo a las más de mil mujeres desaparecidas o asesinadas en Ciudad Juárez (México) desde 1993 hasta la fecha.

La exposición incluye además una instalación con cráneos decorados que simbolizaban a "las desaparecidas" y una pared cubierta por cortinas negras con cruces de color rosado que marcarían los lugares donde fueron enterrados o abandonados los cuerpos. Al pie del cortinado, un féretro cubierto con miles de cuentas de colores.

La autora describió esta muestra artística, que estuvo expuesta en la Galería Calles y Sueños del barrio hispano de Pilsen de Chicago, como un "recordatorio de la epidemia de violencia en contra de mujeres y niñas" que se vive en México.

Señaló que fue una "coincidencia" haberse convertido en artista con el apellido Kahlo, pero recordó que nunca intentó seguir los patrones y estilo inconfundibles de Frida.

Sin embargo, luego de "sufrir durante mucho tiempo la curiosidad y comparaciones de la gente decidí ser agradecida y aprovecharlo de manera responsable", agregó.

Aunque, en opinión de Diane, el apellido Kahlo era "una espada de doble filo", le sirvió para apuntalar una carrera iniciada en los años 60 cuando estudió arte y pintura en la universidad del Sur de California y se involucró en el activismo político del Movimiento Chicano y los trabajadores comandados por César Chávez.

"Desde pequeña quise ser artista y la violencia contra las mujeres siempre me atrajo", dijo Diane, quien trabajó en esta exhibición con apoyo de organizaciones feministas, como la Fundación para la Mujer de Kentucky, que aportaron fondos para materiales y el pago del transporte de la muestra.

"Las fotos e información de muchas de las víctimas las recogí de periódicos y con ayuda de grupos comprometidos en la búsqueda de los asesinos", dijo.

El padre de Diane era ingeniero y por su trabajo la familia vivió en Louisville (Kentucky), El Paso (Texas), Filadelfia (Pensilvania) y en ciudades de Colorado, Montana, Florida y California.

Diane, de 61 años, compaginó durante muchos años el arte con la medicina para poder subsistir. Durante el día trabajaba en un centro médico y las noches y fines de semana las dedicaba a la pintura.

Pero desde que hace diez años pasó a vivir de su arte, el sustento lo ha logrado con la ayuda de "trabajos de medio tiempo, estudiantes, limpiando casas o lo que sea necesario".

Con tiempo libre para crear, Diane se aproxima a temas como los asesinatos de Ciudad Juárez "como artista, mujer y madre", participando en paneles con expertos que buscan explicaciones a esta tragedia.

En su opinión, estos son "crímenes motivados por la discriminación", que "continúan ocurriendo debido a la impunidad".

"Son crímenes de odio porque las asesinan por ser mujeres, no sucede lo mismo con los hombres", dijo Diane.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×