Miércoles, 7 de diciembre de 2016

| 1990/10/15 00:00

LA PRIMA NOSTRA

En los próximos meses, Martha Senn alternará en Europa con los monumentos de la lírica actual.

LA PRIMA NOSTRA


Desde aquel día en que Martha Senn tomó a sus dos pequeños hijos de la mano y con unos cuantos dólares en la mano viajó a Nueva York a probar fortuna como cantante, muchas cosas han ocurrido en su vida. Tantas, que hoy tiene consolidada su carrera en el competido terreno del canto internacional.
Actualmente, Martha Senn se mueve con propiedad en los grandes escenarios de Europa y recibe cada día con más frecuencia invitaciones para trabajar al lado de figuras consagradas de la música. Lo que comenzó como un sueño, hoy es una feliz realidad.
Acaba de realizar en París su sexta grabación discográfica: "Cavalleria rusticana", de Mascagni, donde al lado de la soberbia soprano norteamericana Jessey Norman, bajo la dirección de Semyon Bichkov con la orquesta de París. Interpretó un papel pequeño, "Mamma Lucia", pero en una producción importante de la cual saldrá además un video. Este disco sucede a otros no menos importantes: "Rigoletto", de Verdi, que dirigió Ricardo Muti con los coros y la orquesta del Teatro Alla Scala de Milán, donde cantó el papel de "Maddalena" y "El amor brujo", de Manuel de Falla, obra nunca antes llevada al disco en la versión original. El éxito fue incuestionable. En pocas semanas se agotó en Europa la primera edición, en la que Martha Senn obtuvo una crítica elogiosa. John B. Steaen de la revista Gramophon comentó la selección de la cantante como "la voz ideal para la obra" .
Después de haber hecho su debut internacional en Washington, en uno de sus papeles estrella: "Carmen", de Georges Bizet, las ofertas comenzaron a multiplicarse. Hoy Martha Senn cuenta en su hoja de trabajo profesional haber actuado en escenarios tan prestigiosos como el teatro Alla Scala de Milán, en dos ocasiones, en el exclusivo Festival de Salzburgo, en las Arenas de Verona, en el pasado Festival Rossini, de Pesaro, en el teatro La Fenice, de Venecia, en una ópera que fue suceso musical en Europa: "La Bohemia", de R. Leoncavallo, que hacía veinte años no se representaba en Italia. Esto, además de actuaciones en salas de Barcelona, Roma, Lisboa, Dusseldorf, entre otras.
Ahora Martha Senn regresa a París, pero esta vez por la puerta grande. Tras su actuación en el Palacio de los Deportes de Bercy, cantando "Carmen", de Bizet, en forma alternada con la gran cantante Teresa Berganza, La Salle Gaveau la invitó para el próximo 12 de noviembre para actuar en el marco de una serie de conciertos donde los demás cantantes que se oirán son considerados verdaderos monumentos de la lírica actual. A título de ejemplo están Marilyn Home, Montserrat Caballé, Peter Schreirer, José van Dam, Katia Ricciarelli y otros de su talla. Mientras tanto, se prepara para debutar en el teatro La Bastilla, también en París, en el mes de enero de 1991.
Mientras se suceden programas y contratos cada día más ambiciosos e importantes, Martha ya confirmó su participación el año entrante en la Opera de Stuttgart para cantar "Carmen", en un espectáculo músico-teatral de corte flamenco, en el cual el pintor español Antonio Saura se encargará de la escenografía, mientras su hermano, Carlos Saura, trabajará en la parte actoral. Este suceso permitirá, sin duda, revivir en el teatro la colosal concepción de Carlos Saura llevada hace unos años al cine.
Con un carrera trabajada con inteligencia, Martha Senn ha llegado a imponerse en el panorama lírico internacional, donde se sabe, la competencia es asesina. Por todo lo anterior, se ven lejanas sus actuaciones en las tristemente enterradas temporadas de ópera de Colcultura, que le permitieron definir su verdadera vocación entre las leyes y el canto. También ha quedado atrás aquella fecha decisiva en su carrera, cuando en un solo día obtuvo dos premios en concursos de canto celebrados uno en Nueva York y otro en Baltimore. Dos días después obtenía también un primer premio en un concurso de canto en París.
Después de tantos éxitos internacionales, el tumo le toca ahora a Colombia. Martha Senn regresa para presentar en el mes de octubre de nuevo su espectáculo "Cabaret", en el Camarín del Carmen, dar un recital en la Sala Arango del Banco de la República y cantar con la Orquesta Sinfónica de Colombia en el mes de noviembre un programa dedicado íntegramente a Gustav Mahler.
No cabe duda de que en el caso de Martha Senn fue un comienzo con estrella, pero el éxito en la carrera de esta alumna aventajada del profesor Luis Macía, se debe a la constancia, a la disciplina de estudio y a su ambición de llegar cada día más lejos.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.