Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 3/4/2006 12:00:00 AM

Las clones de Betty

La fea más famosa de Colombia ha hablado en ruso, alemán y hasta en hindi. Ahora lo hará en inglés en una nueva adaptación para la cadena 'ABC'.

A Fernando Gaitán, su hija consentida se le salió de las manos. Ya Betty, la fea no toma bus en la avenida Caracas de Bogotá, sino que también pasea por la Plaza Roja de Moscú y frente a la Puerta de Brandenburgo en Berlín. Y, por si fuera poco, ahora su mamá usa bindi, el tercer ojo que se ponen en la frente las mujeres hindúes. Además, se espera que pronto empiece a hablar en inglés. "Cuando la creé no pensé que fuera a salir tan pronto de Colombia ni que pudiera llegar tan lejos", cuenta el libretista.

Pero Betty parece haberse convertido en una especie de patrimonio de la humanidad. Tanto es así, que su historia puede ser consultada en la popular enciclopedia virtual Wikipedia, en varios idiomas. La telenovela original no sólo ha sido transmitida en más de 70 países y sus personajes han sido escuchados hasta en hebreo, sino que también se han realizado adaptaciones en Rusia, India, Alemania, y recientemente, en México, con actores locales. Este mes se grabará en Nueva York un piloto de la versión en inglés para la cadena norteamericana ABC, producida por Ben Silverman y Salma Hayek. La Beatriz Pinzón Solano en la versión gringa será América Ferrera, una joven californiana de origen latino, quien protagonizó la película Real Women Have Curves, de la directora colombiana Patricia Cardoso, ganadora del Sundance Festival. Si el piloto pasa la prueba, el programa se estaría grabando a mediados de año y saldría al aire en formato de serie, es decir, una vez por semana, para adaptarse al mercado de Estados Unidos.

El proyecto empezó en 2001, un año después de su éxito en el país en RCN, cuando se convirtió, emitida por Telemundo, en un fenómeno en la comunidad hispana de Estados Unidos. Silverman y la agencia de talentos William Morris se entusiasmaron con la idea de producir Ugly, Betty, que en un principio despertó el interés de la cadena NBC. Sin embargo, los libretos escritos por Alexa Junge, quien había trabajado para la famosa serie Friends, no cautivaron a los directivos del canal, que decidieron echarse para atrás. Después de una serie de intentos frustrados, un guión elaborado por el cubano Silvio Horta recibió el visto bueno de ABC. "Aunque esta adaptación estará dirigida al público norteamericano, Betty será latina. Por otro lado, no trabajará en una empresa de moda, como en la original, sino en una revista llamada 'Gloss' dedicada a tendencias y estilo de vida", contó a SEMANA Raúl Mateu, de William Morris Agency.

Ahora los productores esperan que tenga el mismo éxito que ha conseguido la Betty rusa titulada Ne rodis krasivoi... (en español, La suerte de la fea...), emitida por el canal privado CTC, y que desde hace cinco meses es la telenovela número uno de Rusia. Una pieza clave en el éxito ha sido el guionista colombiano Felipe Gamba, quien fue contratado por Sony Pictures International Television para que participara en la realización y mantuviera el toque característico de la historia. Quizá por ello esta adaptación es muy similar a la versión original, pero está llena de detalles que la acercan al público local. Para Fernando Gaitán, el hecho más significativo fue ver a Don Hermes, el padre de Betty, ya no rememorando a Gardel y hablando con nostalgia de la Bogotá de años atrás, sino de las viejas glorias del socialismo, de Lenin y Stalin. Su protagonista, Nelly Uvarova, estará aun más cerca de Colombia, pues participará en el Festival Iberoamericano de Teatro de Bogotá con la obra Las tres hermanas.

La versión india Jassi jaise koi nahin (No hay nadie como Jassi) también conservó muchos elementos de la novela de Gaitán. La historia se desarrolla en Bombay, y como dato curioso, los personajes, de clase alta hablan en inglés y los de menos posición, en la lengua nativa. Lo que más llama la atención es que en una cultura tan diferente, el programa haya conquistado a las audiencias. "Esto demuestra la facilidad que tiene la historia de adaptarse a cualquier medio y que la vanidad femenina es universal. La belleza es excepcional, si no fuera así, no sería belleza y por eso creo que en el mundo hay muchas Bettys", es la reflexión que hace Gaitán de su personaje. "También es universal la capacidad femenina de sufrimiento: a una mujer la dejan plantada en Tokio y le duele lo mismo que a una colombiana".

En Alemania, Verliebt in Berlin (Enamorada en Berlín), del canal Sat1, ha generado una revolución y ha sido una de las pioneras en introducir el género de la telenovela latinoamericana al país. Es seguida todas las noches por cinco millones de televidentes (en Colombia la audiencia era de tres millones y medio) y el fenómeno ha sido tal, que incluso inspiró un videojuego. Esta es la adaptación que más se diferencia de la original: "Fue necesario ajustarla mucho a nuestra cultura. Por ejemplo, en Alemania no sorprende que una mujer logre un puesto gerencial en una empresa, y ese no es el eje de la trama, como en parte sucede en 'Yo soy Betty, la fea'", explicó a SEMANA Thea Wulff, de la productora Grundy UFA. La adaptación ganó el premio Deutscher Fernsehpreis, el más importante de la televisión alemana y está nominada a los Rose D'or, conocidos como los Oscar de la pantalla chica europea. Esta versión fue vendida a Hungría y a Francia.

De todos los clones, la Betty más nueva es la mexicana, titulada La fea más bella, de Televisa, que tiene el mayor rating entre las novelas del país azteca. También Telecinco en España la producirá localmente y China e Indonesia están en negociaciones. Esta acogida demuestra que la suerte de la fea la bonita la desea, porque gracias a sus enormes gafas, sus frenillos y su torpeza, este personaje le ha dado la vuelta al mundo.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1850

PORTADA

El hombre de las tulas

SEMANA revela la historia del misterioso personaje que movía la plata en efectivo para pagar sobornos, en el peor escándalo de la Justicia en Colombia.