Viernes, 9 de diciembre de 2016

| 2008/05/17 00:00

Las confesiones de Cherie

La editorial Little Brown le habría adelantado a Cherie Blair cerca de tres millones de dólares para que escribiera sus memorias.

La editorial Little Brown le habría adelantado a Cherie Blair cerca de tres millones de dólares para que escribiera sus memorias. Al parecer esa suma motivó a la esposa del ex primer ministro británico Tony Blair a no tener reparos a la hora de dar detalles íntimos de su vida. En su autobiografía Hablando por mí misma revela que su hijo menor fue concebido en el Castillo de Balmoral, durante una visita a la reina Isabel II, porque no llevó las pastillas anticonceptivas. "Hacía mucho frío y entre una cosa y otra...", explica la autora al referirse a la manera como a sus 45 se convirtió en madre por cuarta vez. Dos años más tarde, en 2002, volvió a quedar embarazada y reconoce que fue muy duro cuando su esposo le dijo "no sé si quiero ser padre a los 50". Peor aún fue la reacción de él cuando ella perdió al bebé. Según cuenta, Blair decidió hacer público el aborto para evitar que se difundiera un rumor sobre una inminente invasión a Irak, pues temía que si aplazaban las vacaciones familiares se prendieran las alarmas. "No podía creerlo. Estaba allí perdiendo sangre y ellos hablaban de que mi aborto iba a ser la portada de la prensa". También se inmiscuye en la vida íntima de otros. Dice que luego de que estalló el escándalo de Monica Lewinsky, ella habló con Hillary Clinton quien estaba "furiosa y ofendida. Pero para ella lo más importante era no socavar la presidencia". Dice que Bill Clinton fue "un maldito estúpido" y que estaba intentando desesperadamente recuperar la aprobación de su esposa.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.