Miércoles, 18 de enero de 2017

| 2005/07/24 00:00

Liberen a Katie

Katie Holmes, la novia de Tom Cruise, parece estar dispuesta a cambiar todo en su vida con tal de mantener feliz a su hombre.

Katie Holmes

Desde cuando aparecieron ante los medios en Roma, al asistir juntos a los premios David di Donatello, el 27 de abril, la relación de Tom Cruise y Katie Holmes ha sido cuestionada fuertemente. Se dijo de todo, desde que Katie era una coartada para evitar que los medios descubrieran la homosexualidad de Cruise y que le pagarían ocho millones de dólares por pretender ser su novia durante más de tres años. Pero cuando esta y otras teorías fracasaron y la gente comenzó a asumir que lo que unía a la pareja era realmente amor, se creó la teoría de que detrás de esta relación existe todo un mecanismo religioso. Se cree que Tom Cruise ha logrado un nivel muy alto dentro de la Iglesia de la Cienciología, y es precisamente por el ostracismo característico de este culto que muchos temen que le hayan "lavado el cerebro" a su novia. La vida de la dulce Holmes ha cambiado drásticamente desde mediados de abril. "Ya no la reconozco" , declaró a eonline un familiar de Katie. Y no es para sorprenderse. Su sentido de la privacidad, más la timidez que siempre la caracterizó, parecen ya no existir desde que apareció ante las cámaras dando besos a su prometido Tom Cruise y declarando estar absolutamente enamorada de él. Lo inquietante es cómo se conocieron ambos y lo que ha pasado a la personalidad de Holmes desde entonces. ¿Qué une a la pareja que es ahora conocida por los medios de entretenimiento como Tomkat? ¿Por qué la gente no parece creer que este "amor inmortal" sea verdadero? Katie, de 26 años, se crió en la conservadora ciudad de Toledo, Ohio, y creció dentro de una familia estrictamente católica y muy unida. Su madre es ama de casa, y su padre es abogado. A pesar de haberse graduado con honores del colegio católico para niñas Notre Dame Academy y de haber sido aceptada en la Universidad de Columbia, supo desde muy joven que su sueño era ser actriz. Su primer papel importante, y gracias al cual logró fama entre los adolescentes, fue en la serie de televisión Dawson's Creek. En esta interpretó a la inocente, enamoradiza y un poco masculina Joey Potter, durante cinco años. Luego llegaron las portadas de revistas y las películas. Entre su filmografía se encuentran las producciones independientes Go, The gift, The Wonderboys y Pieces of April. Además de esto, fue anfitriona del show cómico Saturday Night Life y presentó, por petición del presidente George W. Bush, la celebración especial de Navidad de la Casa Blanca en 2002. Luego vino su primera superproducción, Batman inicia. A pesar de tener gran notoriedad y un numeroso grupo de fanáticos, siempre se distinguió por su sobriedad, por defender su privacidad y por tener "los pies plantados en la tierra". Eran su sencillez y su modestia lo que más gustaba a sus seguidores. Por ello nunca habló mucho acerca de la larga relación con Chris Klein, quien hizo el papel de Oz en las películas American Pie I y II, con quien estaba comprometida. En febrero de este año terminó su relación. Katie salió por unas cuantas semanas con el actor Josh Hartnett, de Pearl Harbor y 40 días y 40 noches. Hasta ese momento, el nombre de Tom Cruise no parecía tener ninguna relevancia en su vida. Hasta principios de este año, cuando se buscaba por Internet acerca de Katherine Noelle Holmes, su nombre de pila, se descubría que sus actores favoritos eran Tom Hanks y Meg Ryan. Sus amores platónicos siempre fueron Ralph Macchio, el protagonista de Karate Kid y, como casi todas la mujeres de su edad, Leonardo DiCaprio. En abril, la vida de Katie seguía su curso normal. Se acababa de mudar a un apartamento en Nueva York y se presentó a diferentes eventos públicos y alfombras rojas. El 11 de ese mes, su familia asegura haber perdido contacto con ella por dos semanas. Lo último que se supo fue que viajó a Los Ángeles a presentar un casting para la nueva versión de Misión imposible. No logró el papel, pero conoció a Cruise. Lo que ocurrió con Katie durante los siguientes 16 días es un misterio hasta para sus familiares y amigos más cercanos. En estos días de extraña ausencia, la actriz despidió a su mánager y a su agente, quienes llevaban años trabajando con ella. Su familia y amigos volvieron a saber de Katie sólo cuando apareció en la alfombra roja en Roma y el mundo conoció a la nueva pareja. Además, se sabe que rompió contacto con sus amigas de toda la vida, quienes la acompañaban cuando viajaba o hacía publicidad para una película. Su madre también solía acompañarla en ocasiones, pero desde un par de meses Holmes no se ha despegado de su novio, ni de su nueva mejor amiga que parece no dejarla sola ni un segundo. Se trata de Jessica Feshbach Rodríguez, a quien conoció sólo hace mes y medio y quien es hija de Joe Feshbach, uno de los más importantes miembros y contribuyentes de la Iglesia de la Cienciología. Aquellos que han tenido la oportunidad de entrevistar a Katie en persona, como Robert Haskell, de la revista W, no logran salir de su asombro. Jessica, además de identificarse como la amiga de Holmes, está presente en todas las entrevistas, responde preguntas por ella y la acompaña hasta al baño. Gracias a esto ya es conocida como la 'chaperona' designada por parte de la iglesia, claro que esto nunca ha sido confirmado por la pareja o por Rodríguez. Además, cada movimiento de la actriz es monitoreado de cerca por un grupo de hombres, quienes no son guardaespaldas, y la acompañan cada momento en que ella no se encuentra con Cruise. Y es que si el mundo se sorprendió con la escena que protagonizó Cruise en el show de Oprah, cuando a todo pulmón comenzó a gritar su amor por Katie y a saltar encima de un sofá, es posible que se desconcierte aun más al ver a Holmes convertida casi en un zombie repitiendo una y otra vez cuánto ama a Tom. Haskell, en su artículo sobre Katie, el cual apareció en la más reciente edición de la revista W, escribe sorprendido, de su experiencia con la actriz: "Si Holmes hubiera respondido a las preguntas que le hice, en vez de estar recitando una y otra vez lo que parece el mantra de una carta de amor, llegaría a un punto importante. Su relación es muy distinta a cualquier otra relación". Ahora lo que tiene en vilo a los seguidores del mundo del entretenimiento es cuándo se realizará la boda, cuánto tiempo durará el matrimonio y si esta relación logrará arruinar la carrera de la joven Holmes. Ya renunció a su siguiente papel como Edie Sedgwick, la famosa musa de Andy Warhol durante los años 60, por recomendación de Cruise. También se sabe que fue eliminada del reparto de la próxima película de Batman. ¿Se dedicará a la cienciología y dejará la actuación o notará a tiempo el daño que esta relación está haciendo a su imagen y a su carrera?

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.