Jueves, 27 de noviembre de 2014

| 2013/09/14 03:00

La reina Beyoncé llega a Colombia

La cantante estadounidense Beyoncé trae a Colombia su nueva gira ‘Mrs. Carter Show’. Su poderosa voz, sus deslumbrantes presentaciones y sus demás talentos la han convertido en la artista más grande de su generación.

La nueva gira mundial de Beyoncé se llama ‘Mrs. Carter Show’ y ha sido un éxito en Estados Unidos, Europa y Brasil. En Medellín se presentará el 22 de septiembre.

“No crean que soy solo su esposita. No se confundan. Esto es lo mío. Arrodíllense todos, arrodíllense”, canta Beyoncé, vestida como una extravagante reina. El video promociona su tour mundial Mrs. Carter Show, que llega a Medellín el 22 de septiembre. El nombre de la gira es un guiño a su esposo, el rapero Jay Z, cuyo nombre completo es Shawn Carter. 

Pero la letra de la canción deja bien claro que, aunque esta artista se siente orgullosa de su pareja, también se considera mucho más que solo su mujer. Por eso canta: “Soy más grande que la vida. Soy la número uno”. 

Beyoncé proyecta una imagen independiente, ambiciosa y poderosa. Como tantos artistas pop, sus canciones hablan de amor y de rupturas, pero no reflejan a una mujer deprimida porque su novio la dejó, sino a una joven que sabe que no es el fin del mundo. Como en Irreplaceable, en la que Beyoncé canta: “Puedo tener otro como tú mañana, así que no pienses ni por un segundo que eres irremplazable”. 

La artista se autodefine como una “feminista moderna”, que cree en la igualdad de género sin ser radical. Todas las integrantes de su banda son mujeres, y en los conciertos y videos siempre baila con un séquito de chicas que, como ella, proyectan mucha confianza en sí mismas. 

Beyoncé ganó su primer concurso de canto cuando tenía 7 años. Su padre vio que podía convertirla en una estrella y se dedicó a ser el mánager de su primer grupo, Gyrls Tyme. Tuvieron éxito en Houston, donde la cantante nació y creció, pero la suerte les llegó cuando participaron en un concurso de talento para la televisión. 

Aunque no ganaron, Columbia Records firmó con ellas un contrato y las rebautizó Destiny’s Child. Desde 1998 hasta 2003 Beyoncé disfrutó del éxito con las otras dos jóvenes de la banda, pero con su primer álbum como solista, Dangerously in Love, llegó a nuevas alturas. A ese triunfo le siguieron tres álbumes más –que se han vendido por millones en el mundo y le han merecido 11 premios Grammy–, papeles en siete películas e importantes contratos publicitarios. 

Pero Beyoncé no solo ha tenido éxito en el trabajo, sino también en el amor. En 2002 comenzaron los rumores de que estaba saliendo con Jay Z y, aunque lo mantuvieron oculto hasta 2006, los fanáticos tuvieron oportunidad de verlos juntos en varios videos que protagonizaron y en la presentación de los MTV Video Music Awards, cuando cantaron su famoso sencillo Crazy in Love. 

En 2008 lograron lo que tantos artistas han intentado sin éxito: casarse sin que los medios se enteraran. El año pasado nació su primera hija, Blue Ivy Carter. Jay Z es uno de los cantantes y productores más ricos e influyentes de la industria, por eso la revista Time los llamó “la pareja real de la cultura”. 

Ambos lideran organizaciones sin ánimo de lucro –ella, la fundación Survivor, creada para ayudar a los sobrevivientes del huracán Katrina y él, una de becas escolares– y han sido una voz política importante en Estados Unidos desde la primera candidatura de Barack Obama. 

Aunque Beyoncé no ha sacado un álbum nuevo desde 2011, nadie le ha arrebatado su merecido lugar en el trono de la cultura pop. Ella se robó el show en el intermedio del Super Bowl, un evento de enorme sintonía en Estados Unidos y uno de los mayores honores para cualquier cantante, pues en otras ocasiones se presentaron Madonna, Bruce Springsteen, Justin Timberlake y Britney Spears.

También fue el centro de atención en la segunda toma de posesión del presidente Obama, pero surgieron rumores de que había cantado sobre una pista pregrabada y se le criticó mucho. Días más tarde, Beyoncé decidió reaccionar y cantó el himno de Estados Unidos a capela en una conferencia de prensa. Cuando terminó, cuestionó sarcásticamente a los periodistas: “¿Alguna pregunta?”.

 

A sus 32 años Beyoncé se ha consagrado como una de las mejores artistas de su generación, e incluso le hace competencia con sus conciertos a las espectaculares presentaciones en vivo de Madonna. Su fuerza está en que domina absolutamente a la audiencia con su voz y su actitud imponente. 

Además, al show no le falta chispa: hay decenas de coreografías complicadas que ella sigue paso a paso mientras canta, fuegos artificiales, varios cambios de vestuario –cada uno más extravagante que el otro– y emotivos videos que recuerdan los éxitos de su carrera. Por todo eso, no resulta extraño que en esta nueva gira millones de espectadores se hayan arrodillado ante el talento de Beyoncé, la reina. 

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×