Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 4/26/2012 12:00:00 AM

Lo que faltaba: al rey de España se le salió la prótesis implantada en la cadera

El monarca ibérico había pasado por el quirófano el pasado sábado 14 de abril, tras un accidente de caza en Botsuana.

Don Juan Carlos de Borbón, rey de España, sigue viviendo sus horas más difíciles: en las últimas horas debió ser operado de urgencia al salírsele la prótesis que se le implantó en la cadera tras el accidente de caza en Botsuana. El monarca volvió a ser operado en la noche de este jueves en el hospital USP San José de Madrid para reducir una luxación en la cadera derecha, según informó la Casa del Rey.
 
Según un vocero, la luxación de don Juan Carlos, de 74 años, se debió a que se le salió la prótesis que se le implanto el 14 de abril, tras sufrir un accidente cuando se encontraba cazando elefantes, un hecho que produjo una lluvia de criticas en España al considerar como un "verdadero derroche" este pasatiempo justo en el momento en que el país afronta una ola de ajustes económicos sin precedentes.
 
Por si fuera poco, varios periódicos europeos escribieron picantes notas sobra la posibilidad de que el Rey estuviera con una amante mientras la Reina Sofía lo esperaba solitaria en casa. Se trata de Corinna zu Sayn-Wittgenstein, la mujer que acompañó al monarca en la expedición en carácter de "amiga" para la Realeza y de "amante" para los rotativos del Viejo Continente.
 
De origen sueco aunque nacionalizada alemana, Corinna nació en 1966 recibiendo el nombre de Corinna Larssen y adquirió su actual apellido y el título nobiliario de princesa no oficial al casarse en el año 2000 con el príncipe Casimir zu Sayn-Wittgenstein Berleburg, del que se separó en 2005.
 
Empresaria de 47 años, conocida y bien relacionada en las altas esferas, fuentes cercanas a la familia real española aseguran que no sólo trabaja como representante de una firma inglesa de armas y una agencia especializada en organizar cacerías exclusivas en el continente africano destinadas a nobles de todo el mundo, sino que mantiene actualmente una "especial amistad" con el rey Don Juan Carlos de Borbón. Es por eso, que se les ha visto juntos en varias oportunidades.
 
Así, coincidieron por primera vez en 2006, durante un viaje de don Juan Carlos a Stuttgart. Corinna formaba parte del comité de bienvenida y parece ser que compartió mesa con el rey en la cena que se celebró en el castillo de Schöckingen. Y también ambos también estuvieron en un mismo evento en Barcelona, durante la entrega de premios Laureus, considerados los Oscar del deporte, ya que ella formaba parte del patronato que los organizaba.
 
La reina, al parecer, estaba enterada de esta situación por lo que intrínsecamente mostró su molestia: Cuando el rey fue traído a España ella no regresó de inmediato al país -se encontraba en Grecia- y una vez arribó, lo visitó apenas por quince minutos. A su salida, el monarca pidió excusas: "Lo siento mucho. Me he equivocado y no volverá a ocurrir", se expresó al recibir el alta médica.
 
Las inéditas palabras del rey fueron milimétricamente calculadas con el fin de atenuar el daño a la imagen de la monarquía en uno de sus años más difíciles pues han sido protagonistas del escándalos financieros –el yerno Iñaki Urdangarin, con varios de sus socios, es sospechoso de haber desviado dinero público- y de irresponsabilidad en la educación de sus herederos pues su nieto Froilán, de 14 años, se disparó en un pie con una escopeta de cacería.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.